Informes | Gestión 


 

numero.gif (1368 bytes) 
numero.gif (1368 bytes) 
 
 
 

 

 

 

Médicos con cariz de empresarios 

En breve estará en pleno funcionamiento la Federación de Asociaciones de Médicos Empresarios, con estatutos propios y con la finalidad de ayudar a los facultativos en todos sus problemas. Han pasado más de diez años desde que en Cantabria algunos pioneros, profesionales que ejercían la Medicina en pequeñas consultas privadas, iniciaron los trámites para organizarse en cada provincia como Asociación de Empresarios Médicos que, a su vez, se agruparían en una Federación estatal. A las reticencias de algunos y a la falta de autoconciencia como empresarios de otros, se han venido uniendo dificultades sobre la ubicación de esta Federación entre los Colegios Médicos tradicionales y las grandes empresas sanitarias. La reciente aprobación de los estatutos de la Federación de Empresarios Médicos parece que supera las dificultades y pone en la línea de salida a una organización que, en opinión de sus promotores, traerá un buen cúmulo de ventajas a los 37.000 médicos con consulta privada, a esos 37.000 hipotéticos ­aún muchos no se consideran tales­ pequeños empresarios de la Sanidad.

 
Nekane Lauzirika

El 85 por ciento de los médicos españoles tienen consulta privada, bien sea en exclusiva bien compartida con otra dedicación, y pagan por tanto el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Se estima en más de 37.000 el número de médicos de clínica privada y muchos de ellos, el 70 por ciento, compatibilizan la Sanidad pública y la privada, compartiendo además, como norma más extendida, varias compañias privadas. Sin embargo, siguen siendo mayoría los que no se han mentalizado que aunque sea a pequeña escala, ellos también son empresarios. Ahí radica según sus impulsores la necesidad de las Asociaciones de Médicos Empresarios y la formación de una Federación estatal de todas ellas. Tras varios años de largo camino con altibajos en la velocidad de avance, las asociaciones médicas empresarias y su federación, auspiciadas por Pedro Hidalgo, titular de la Vocalía de Ejercicio Libre de la Organización Médica Colegiada (OMC) parece que llegan a buen puerto. Aunque han tardado más de lo deseado por sus promotores, la Federación de Asociaciones de Médicos Empresarios ya ha concluido sus estatutos, que en breve plazo serán presentados en sociedad.

Desde la Vocalía Nacional de ejercicio libre se fue difundiendo la idea de crear Asociaciones de Médicos empesarios por comunidades autónomas. "La iniciativa ha costado mucho en extenderse. Y se ha hecho con desigual fortuna -explica el doctor Hidalgo-. Hay provincias que lo tienen muy bien desarrollado, otras no tanto. En algunos lugares las han profesionalizado muchísimo, como puede ser Sevilla, donde tienen hasta un gerente que se dedica en exclusiva a la asociación. También existen Colegios de Médicos que las van a utilizar como una vía de escape para el momento que sean necesarias. Son los dos extremos, desde el profesional, con una estructura que intentará buscar fondos para la formación, por ejemplo a través del Forcem, hasta otras con muchísimas menos oportunidades y recursos".

La Asociación de Médicos Empresarios,
una necesidad evidente
"Las Asociación de Médicos Empresarios nacen de una necesidad palpable de agruparse todos aquellos médicos que ejercen una actividad privada ­entendida como una pequeña consulta con un empleado/a o pocos más­, para tener sus propios derechos como empresarios. Por una parte, carecemos de una representación sindical, pues al ser `empresarios´ los sindicatos no nos representan, y por otra, los Colegios Médicos tienen serias dificultades para asumir cierta interlocución en los temas que nos acucian, especialmente los gerenciales", explica a EL MEDICO Rafael Olalde Quintana, médico de familia y actual secretario del Colegio de Médicos de Vizcaya, quien participó activamente, desde sus inicios hace ya más de ocho años, en la formación de la Asociación de Empresarios de Vizcaya, además de haber sido durante algún tiempo vocal de la Asociación estatal.

En opinión del doctor Olalde, compartida por Pedro Hidalgo alma mater en el impulso de este tipo de organizaciones, los médicos no tienen conciencia de lo importantes que son y lo que significan. "Desde el momento en que pagan el IAE, lo quieran o no, se convierten en pequeños empresarios", recalca la frase redundando en lo obvio, al tiempo que reconoce que la idea surgió de la vocalía nacional de Ejercicio Libre a la que pertenecía en aquel momento.

La idea rondaba en la mente de muchos profesionales. Se hablaba de ello en todas las Asambleas, pero no cuajó hasta que un médico de Santander, el doctor Álvarez, entusiasta de la idea, comentó que él ya había puesto en marcha una Asociación de estas características. "En Cantabria la sacaron adelante cuando el Gobieno les aplicó un decreto en el convenio de las consultas normales, del mismo modo y tono que lo hicieron con las clínicas grandes. Entonces los facultativos reaccionaron, sólo entonces, cuando les tocaron directamente", explica el doctor Olalde, reconociendo que las demás Asociaciones provinciales se han basado a la hora de hacer sus propios estatutos en los de la organización cántabra.

Para el ex vocal en Madrid. "la Asociación es un instrumento creado que te permite actuar en el momento en que surja la necesidad. Muchas organizaciones viven y reviven cuando pasa algo. Si mañana, por ejemplo, nos implantaran un impuesto de 50 millones de pesetas, seguro que muchos médicos que ahora pasan olímpicamente de nosotros, querrían hacerse de la Asociación. Somos empresarios -pequeños empresarios, recalca- y hay que ver y saber lo que nos puede suceder. Cuando dejé la vocalía en Madrid estábamos en el intento de hacer una Federación Nacional de Asociaciones. Y en las últimas reuniones fue el doctor Hidalgo quien había mantenido ya unas reuniones con la Cepyme (Confederación de pequeñas y medianas empresas) para ver qué papel podía tener esa Federación dentro de su Organización", explica el doctor Olalde.

Tanto Hidalgo como Olalde repiten una y otra vez el mismo estribillo, que los facultativos con una consulta privada no han tomado conciencia de que son empresarios. Por tanto, ellos siguen pensando que lo suyo es suyo y que lo otro, el tratamiento de empresa, es para los grandes, para los que tienen clínicas, "cuando en realidad estas últimas tienen sus propias organizaciones empresariales que defienden sus intereses ante la Administración o ante quienes sea necesario. Los que nos quedaremos aislados si no ponemos en marcha las Asociaciones en todas las provincias y la Federación nacional de todas ellas, somos los profesionles con pequeñas y medianas consultas", comentan con didáctica insistencia.

Reticentes a asociarse como empresarios
Para el actual vocal de Ejercicio Libre, con consulta en Badajoz, los médicos siguen pensando que lo suyo es otra cosa, nada parecido a una empresa. Y ven la actividad de su consulta como algo secundario. La Asociación en muchos Colegios ha tenido ciertas reticiencias en su formación. Hay quien lo ve como si la Asociación adquiriera mucha fuerza y pudiera constituirse cara a futuro en el verdadero Colegio Médico provincial, especialmente si en un hipotético futuro se produce la libre colegialización; pues por decreto, los que siempre tendrán que estar colegiados - explican los reticentes- serán los de Ejercicio Libre, y si los que van a persistir son ellos y están bien organizados en una potente asociación, podría ser perfectamente -remarcan los renuentes a la asociación- una fuerza paralela o que sustituyera al actual colegio.

"Nada más lejos de la realidad ­saltan al unísono dos odontólogos con una pequeña consulta en San Sebastián y Vitoria­, porque la visión de la Asociación es diametralmente distinta. Hay que utilizarla como algo totalmente independiente al Colegio profesional", añaden visiblemente satisfechos porque al final se haya creando la Federación y sus estatutos estén ya aprobados. Del modo similar opina Olalde, "algunas provincias lo tienen incluido en la estructura del Colegio, otros optan por estructuras mixtas y otros totalmente independientes, como es el caso del Colegio de Médicos de Vizcaya. Personalmente ­añade­ apuesto por una total independencia en su actuación. Intentamos dotarle de una absoluta independencia, pero buscando una vía de unión con el Colegio y en los estatutos se recoge que hay un vocal dedicado a defender los temas de los médicos de libre ejercicio. Hasta hace dos meses era yo el vocal. Sin embargo ahora estoy en la Asociación de Médicos Empresarios, pero por ser vocal de Ejercicio Libre".

Las Asociaciones son muy dispares en todo el territorio. "Ciertos Colegios de Médicos ­explica el doctor Hidalgo­ han incluido a todos los que están en ejercicio libre. Lo han hecho de forma automática. Pero esto es ficticio, no es real porque la Asociación hay que verla no como un fin en sí misma, sino como yo me la planteé cuando la creé, como un instrumento que nos posibilita al Colegio y a los profesionales tener voz en algunos campos que hasta ahora vedados. No existía un interlocutor oficial y organizado ante situaciones que nos pueden afectar en el ejercicio libre de nuestra profesion. Y ahora si existe".

La Federación, una respuesta empresarial específica 
El doctor Pedro Hidalgo es especialista en Medicina familiar y comunitaria, con consulta privada abierta desde hace 15 años, y vocal nacional de ejercicio libre de la OMC por la provincia de Badajoz, explica el surjimiento de la idea. "Cada vez hay que fomentar más y mejor la pequeña y mediana empresa. Porque cada vez más los facultativos tenemos que definirnos en nuestra empresa como médicos empresarios, ya que al que se apoya es al empresario".

En su opinión, el médico empresario es aquel que está dado de alta y paga su IAE, "la mayoría de nosotros". Y lo es "tenga a su cargo ocho médicos, siete enfermeras o siemplemente una persona o nadie. En cualquiera de estos supuestos se configura como un médico empresario".

medicos_empresas1.gif (1373 bytes)"Donde la Infantería no llega y la caballeria se pasa, ese es nuestro nicho profesional". Este es el simil que utiliza el doctor Hidalgo para referirse a lo que pintan estas Asociaciones. "Los Colegios de Médicos hablan de que tienen que velar por la profesión, la ética y la práxis del ejercicio médico. Los sindicatos médicos tienen que luchar porque los trabajadores por cuenta ajena estén representados y puedan colaborar para el buen funcionamiento con sus patronos. Los grandes grupos sanitarios están en las organizaciones de las grandes empresas, pero al médico pequeño empresario nadie le atiende. El Colegio llega a un punto y el sindicato a otro".

Pero cuando un médico que trabaja en el ejercicio libre o privado tiene algún problema no se lo resuelve nadie, porque es autónomo, a este autónomo es al que va a favorecer la Asociación de Médicos Empresarios. "Lo primero que tienen que establecer son unas negociaciones para elaborar los protocolos de relación con las compañías, tanto aseguradoras por enfermedad como aseguradoras de accidentes, aseguradores laborales o de tráfico e incluso de diagnóstico" ¿Quién puede establecer esos protocolos? Pues la Asociación de Médicos empresarios. Porque se estructura en provincias y luego en una federación estatal siguiendo la estructración autonómica de la Constitución. "Por ejemplo, Bilbao no podría negociar sólo por su cuenta; tendría que tener una concatenación entre Bilbao-Euskadi a nivel nacional. Porque la Federación es la que se engloba en la CEOE a través de la Cepyme. ¿Qué conseguiremos nosotros con esto? Tener la posibilidad de acceder a múltiples defensas y ayudas económicas como los fondos Feder de desarrollo, a las que sólo tendremos derecho como Federación de Asociaciones", añade el doctor Pedro Hidalgo.

Federación de Médicos Empresarios y
Colegios Médicos, mundos compatibles
Mientras que en opinión de estos dos profesionales todo son ventajas, otros no opinan igual ni mucho menos; por ejemplo, el doctor Gómez, pediatra de Madrid, que ha pasado ejerciendo su profesión como médico de familia por distintas comunidades del Estado, prefiere mantener su independencia. Él está colegiado y considera que el lugar idóneo para recurrir cuando tiene un problema es el Colegio de Médicos. "En todas las instituciones colegiales se dispone de un excelente servicio jurídico que nos defiende en el caso de que nos surja algún problema. Pienso ­dice contundente­que los Colegios Oficiales de Médicos son los organismos idóneos para ser nuestros interlocutores ante el Insalud o los departamentos de Sanidad de las comunidades autónomas. No tengo muy claro el tema de la Asociación de Médicos Empresarios".

Tampoco lo tiene muy claro el doctor J.Suárez, que compatibiliza la Atención Primaria en la Sanidad pública con su consulta privada, donde tiene una ATS empleada. Para las cuestiones laborales como funcionario están los sindicatos médicos; para los asuntos más profesionales técnicos recurre al Colegio Médico provincial, "¿qué si me veo como pequeño empresario? Pues sí, pero no tanto; es decir, no estoy asociado a ninguna pyme, y la administración, contabilidad, financiación y cuestiones de contratos me los lleva una gestoría. Sí conozco de la existencia de la Asociación de Médicos Empresarios y de su intento de desarrollo para formar una Federación que tenga voz específica en la confederación de empresarios. Pero yo no veo los puntos en los me pueda beneficiar tanto como para integrarme en esta asociación". Él, como otros compañeros suyos, tal vez se lo pensaría si sólo se dedicase a su consulta privada, porque entonces "quizá entrase en una dinámica empresarial que ahora no tengo".

En otra situación profesional, aunque también es de los remisos a la asociación, se encuentra Fernando, quien pidió excedencia para dedicarse en exclusividad a la Medicina privada; paga el IAE, pero trabaja mayoritariamente para mutualidades, grupos sanitarios como el IMQ-Instituo Médico Quirúrgico o para grandes clínicas privadas. "Facturo a estos clientes como empresa contratada que soy. No tengo conocimiento detallado de la Asociación de Médicos Empresarios, pero tampoco le habría prestado mucha atención, porque los aspectos más técnicos los consulto en el Colegio Médico y los administrativos-gerenciales me los resuelven con gran eficacia las entidades con las que trabajo, según los convenios, acuerdos y sistemas de los grandes grupos y empresas sanitarias. Puede ser que ellos persigan intereses diferentes a los míos, pero hasta ahora no he tenido ningún problema. No sé para qué integrarme en una asociación si no me aporta más de lo que ya tengo, aunque tampoco estoy cerrado a hacerlo".

«La Federación sólo puede traernos ventajas»
El doctor Hidalgo rebate estas argumentaciones apuntando que a través de las Asociaciones de Empresarios se consiguirán múltiples ventajes ¿Cuáles? "Dispondremos de fondos para la formación y créditos blandos para infraestructuras y material. El médico podrá acceder a comprar material como empresa, como una gran empresa, porque la Federación organizará una empresa de servicios que canalizará una central de compras. A través de esta organización el médico, en lugar de comprar aisladamente, lo podrá hacer conjuntamente obteniendo importantes beneficios".

medicos_empresas2.gif (1478 bytes)¿Y los Colegios Médicos? ¿Les darán de lado? El vocal de Ejercicio Libre de la OMC es rotundo, al tiempo que conciliador en la respuesta. "No, para nada. Somos paracolegiales. De hecho, incluso estamos amparados y bendecidos por la mayoría de ellos y por las vocalías de Ejercicio Libre que también son estructuras colegiales. Eso no significa ­vuelve a remachar­ irnos de nuestros respectivo Colegio Médico, sino complementarse en el ejercicio libre, al igual que los sindicatos complementan a los médicos que están colegiados y trabajan por cuenta ajena para un empleador como es el Sistema Nacional de Salud (SNS)".

Sobre los problemas fundamentales a los que se tienen que enfrentar los médicos liberales, el doctor Hidalgo responde con celeridad, "pues, la negociación y la contratación de sus auxiliares es uno de sus quebraderos de cabeza. Los médicos con ejercicio libre en sus consultas privadas no tienen un acuerdo marco para la contratación de sus auxiliares. Lo hacen a través de los convenios de las clínicas privadas, de lo único que hay estipulado".

Por esto mismo, el doctor Hidalgo hace especial hincapié a la hora de señalar que la Federación tendrá un asesoramiento de primera calidad. "Para muchísimas cosas que no sabe un médico. ¿Cuáles? Cosas tan sencillas como realizar una factura; qué regimen fiscal le viene mejor; qué me compensa más, si seguir llamándome clínica del doctor Higaldo, con la que respondo con mi seguro y patrimonio ante cualquier eventualidad o llamarme clínica Los Ángeles S. A. o tal vez Hidalgo S. A.".

Cada médico-empresario tendría detrás un estudio financiero que es diferente y específico para él, "lo que significa que ese asesoramiento fiscal sería como una dirección de gestión. Porque desgraciadamente es algo que todavía no se ha estudiado en las Facultades de Medicina. Se trataría de obtener lo óptimo de una consulta privada. Eso no lo tenemos y es otro de los beneficios que puede ofrecer la Asociación".

Y es que para sus promotores, las ventajas de la Asociación/Federación de Médicos Empresarios van desde cursos de gestión y márketing hasta compras en mejores condiciones... "el asociacionismo tendría beneficios fiscales y económicos directos, además de en negociaciones de créditos blandos y en el acceso a fondos formativos o crediticios de la UE".

Por esto, aunque los reticentes existan, la mayoría de los especialistas consultados por este medio, piensan que las asociaciones tienen futuro. "No sólo futuro, sino que son imprescindibles. O lo hacemos nosotros ahora o dentro de 15 años, habiendo ya perdido el tren, lo harán las generaciones siguientes".

¿Y cómo conseguir "afiliados" a la causa? "Trabajando poco a poco con ellos. Explicándoles de lo que se trata. Las ventajas que pueden obtener. En estos momentos hay asociaciones que funcionan bastante bien. Por ejemplo las de Badajoz, Cádiz, Navarra, la Andaluza, Madrid., la de Cantabria que fue la pionera. Llevamos en esto más de diez años. Y la que primero empezó, con el doctor Álvarez, fue la de Cantabria, que además sigue en la brecha como la Asociación bandera".

Falta por realizar el censo exacto
El doctor Hidalgo se muestra encantado porque ya se hayan aprobado los Estatutos de la Federación, "han costado muchísimo trabajo elaborarlos y acaban de firmarse. Hemos tardado más de lo deseado por el voto ponderado, para hacerlo igual que los nuevos estatutos de los Colegio Médicos".

Sobre el censo de médicos de ejercicio libre, el doctor Hidalgo, estima ­el censo exacto lo publicarán muy pronto­ en más de 37.000 los médicos de clínica privada, y la mayoría de ellos, el 70 por ciento compatibiliza la Sanidad pública y la privada, compartiendo además, como norma más extendida, varias compañias privadas. "Estamos trabajando muy ilusionados y con muchas ganas de dar respuesta a los problemas que afectan al colectivo. La Federación tendrá un director gerente que será el encargado de enviar y canalizar ese circuito caliente con todas las Asociaciones de las Comunidades Autónomas, aunque algunas son nuevas y costará, se esta haciendo ya el camino".

Ventajas de asociarse para los médicos

-Verse representados directamente en las mesas sectoriales de negociación empresarial.
-Recibir asesoramiento permanente en materia legal y laboral.
-Acceso a formación continuada.
-Derecho a las ayudas oficiales a las empresas desde las Comunidades, del Estado y de la UE como las de tipo Feder.
-Ser clientes con derecho a los créditos de interés preferencial destinados a la adquisición de material, inmuebles, tecnología...

 

     Ver Índice