cabecera1.JPG (10834 bytes)numero11.JPG (4304 bytes)
 
 
diario1.JPG (5657 bytes)
numero.gif (1368 bytes)

ultnot.gif (2768 bytes) 

 

"No vendemos San Juan, lo que ocurre es que la ley nos obliga a no asumir el riesgo que implica su propiedad absoluta" 

entrevista.jpg (7901 bytes)Miguel José Carrero, presidente de Previsión Sanitaria Nacional, asegura en esta entrevista concedida a El Medico Interactivo que están estudiando fórmulas alternativas que eviten la venta de la residencia alicantina, como la copropiedad con asociaciones vinculadas al mundo sanitario

 

 - ¿Qué temas van a ser abordados en el Consejo de Administración que se celebrará el próximo día 29? 
- El Consejo de Administración va a girar sobre el futuro de la residencia de San Juan, que está un poco comprometido, ya que se trata de una actividad que, de alguna manera, es ajena a la actividad mutual. Desde que en 1996 Previsión Sanitaria Nacional (PSN) se transformara de mutualidad a mutua, el Consejo de Administración propuso a la Junta General la modificación de la actividad que se llevaba a cabo en San Juan, no ejecutando la explotación directa. Esta situación, al margen de la norma legal, se fue manteniendo y fue una de la causas que motivó las medidas cautelares de la Dirección General de Seguros. cuando tomó cartas en el funcionamiento de esta casa, destituyendo al Consejo de Administración, nombrando a los administradores provisionales y sometiendo a PSN a un plan de viabilidad. En aquel momento confluyeron una serie de circunstancias importantes que la Dirección General de Seguros entendió como graves, y una de las causas era que PSN había continuado con la explotación directa así como con la propiedad íntegra de San Juan. De esta manera, lo único que nos está pidiendo en todo momento la Dirección General de Seguros es que se cumpla la legalidad.  

- ¿Ha habido algún tipo de ultimátum por parte de la Dirección General de Seguros?  
- No es cierto que nos esté dando ultimátums ni atosigándonos. Esas noticias no son ciertas, y salen con demasiada frecuencia en los medios de comunicación, tanto que se podría hablar de una intoxicación permanente, con el único propósito de hacerle daño a la casa, sin ninguna duda. Eso resulta incomprensible, pero es verdad. Hay una estrategia que se puede observar permanentemente en los medios de comunicación, noticias no ciertas en su mayor parte o verdades a medias, que no hay mayor mentira que una verdad a medias. En este contexto surge el asunto de San Juan. Y es verdad que la Dirección General de Seguros nos insta a que tomemos una determinación, pero con el margen y la flexibilidad suficientes como para que la decisión que se tome respete los intereses de la mutua. Por otra parte, es cierto que hemos recibido ofertas de compra, pero por debajo del valor real de San Juan, de manera que no sería una venta, sino una mala venta. 

- ¿Qué camino van a seguir entonces?  
- Nosotros hemos asumido un compromiso con los mutualistas, y con la clase sanitaria, ya que esa es la razón de nuestra presencia en PSN. Tenemos que reflotar esta entidad para que sirva a los intereses de todos los sanitarios españoles, respetando el fin para el que fue creado San Juan, en concreto. Lo que buscamos es una fórmula jurídica que ofrezca la posibilidad de no perder San Juan y de que esta residencia continúe ofreciendo los servicios que en la actualidad da. Es mentira que vendemos San Juan, no vendemos San Juan, lo que ocurre es que la ley nos obliga a no asumir el riesgo que implica su propiedad absoluta.  
 
- ¿Qué fórmulas han planteado? 
- Pretendemos que las instituciones sanitarias, tan responsables hacia la clase sanitaria como nosotros, ya sean los colegios médicos, AMA, o las sociedades científicas, asuman la parte que la ley nos obliga a vender. Lo ideal sería constituir una especie de sociedad anónima en la que nosotros podríamos conservar incluso un 49 por ciento de la misma, siempre y cuando las otras instituciones obedezcan los mismos fines que PSN, el servicio a los sanitarios españoles. Esta es la auténtica realidad, y esta propuesta ha sido muy bien vista por la Dirección General de Seguros, otorgándonos un margen para volver hablar del tema a finales de junio, y eso que estamos fuera de la legalidad, pero son perfectamente conscientes de que se trata de un asunto complejo de resolver. También intentaron resolverlo en los tiempos de los administradores provisionales, pero quizá emplearon fórmulas menos imaginativas. Nosotros llevamos 6 meses al frente, y en este periodo hemos avanzado considerablemente.  
  
-  ¿Han desarrollado algún planteamiento para explotar la residencia a través de un tercero? 
- La cadena Trypp está efectuando en estos momentos un estudio en este sentido, pero para gestionar la residencia dentro del colectivo sanitario. Resulta difícil encontrar a un tercero que explote la residencia únicamente dentro del colectivo sanitario, ya que se trata de un planteamiento muy condicionado. Por ello, nos parecen más factibles fórmulas que se basen en la copropiedad de San Juan, fórmula legal que permitiría cumplir la legalidad satisfactoriamente. De cualquier manera, vender San Juan o modificar su propiedad no ha sido una decisión de este consejo, fue una decisión que se tomó en junio de 1996 cuando la mutualidad se transformó en mutua. Indudablemente, se trataba de una decisión que tenía sus ventajas y sus inconvenientes, y este es uno de sus inconvenientes. Quizá no se valoró suficientemente o no se informó suficientemente a los mutualistas a cerca de ello. Quizá la confusión sobre San Juan provenga de aquella época, en la que no se aclaró lo suficiente, y ahora nos ha tocado a nosotros tener que explicarlo. Afortunadamente, la única responsabilidad que tenemos es la de solucionar el problema, ya que nosotros no lo hemos creado, y algunos de los que hoy se rasgan las vestiduras son los que generaron esta situación. 

- Recientemente han sido publicadas dos sentencias motivadas por sendas querellas interpuestas por PSN. La primera de ellas, contra Juan Blázquez y Juan José López Bedmar, antiguos presidente y gerente de Previsión Sanitaria, ha sido desestimada. Y con relación a la segunda, Previsión Sanitaria ha sido condenada a pagar 43 millones de pesetas a la Fundación Rey Alfonso XIII, cuando en realidad era PSN la que reclamaba 50 millones de pesetas. ¿Cuál es su opinión al respecto?  
- Con respecto a la denuncia contra Blázquez y Bedmar, no conozco los extremos de la demanda, si bien he tenido noticias de que ha sido desestimada y de que hemos recurrido. Por lo que concierne a la fundación, he tenido conocimiento de que obligan a pagar a PSN una cantidad a la fundación. Desde mi punto de vista, se trata sólo de uno de los problemas relativos a la fundación. Así, en su momento se aprobó en junta general, a propuesta del Consejo de Administración, la creación de una fundación en el seno de PSN. Sin embargo, los responsables de llevar a cabo dicha entidad crearon otra diferente, un organismo independiente y ajeno a Previsión Sanitaria que se surtió y se benefició con fondos de PSN y de alguna de sus sociedades. Realmente se trata de una irregularidad, de una vulneración del acuerdo de la Junta General, pero quizá el asunto estuvo mal planteado a la hora de presentarlo ante los tribunales, de manera que vamos a recurrir el fallo y vamos a poner todas las cartas sobre la mesa. Quizá el vicio no estaba en que la fundación recibiese o no recibiese, puede incluso que estuviese legitimada a recibir, lo que no está tan claro es que se estuviera legitimado a dar, y más aun toda la cantidad que se dio, 500 millones de pesetas, dinero que ha salido del bolsillo de los mutalistas para actividades como conciertos de piano, de dudosa eficacia de promoción para PSN. Al menos en la conciencia de este Consejo de Administración, del mutualista de a pie y de los propios técnicos de la casa, se comparte la idea de que nunca se ha promocionado PSN a través de la fundación, y mucho menos a ese nivel de gastos. Además, durante muchos años se estuvo acordando en juntas sucesivas la dotación de fondos para la fundación creyendo de buena fe los mutualistas que dicha entidad era de PSN. 
 
- A pesar de todas estas dificultades, ¿cuál es el balance que hace de estos seis meses al frente de Previsión Sanitaria?   
- Yo tengo una gran confianza en el futuro de esta entidad. La situación de PSN en la actualidad es buena, su solvencia económica también. Lo único que nos falta es tranquilidad para seguir trabajando por los profesionales sanitarios, y que a estos no les intoxiquen con noticias que pueden hacer que pierdan su credibilidad en la entidad, lo cual es difícil, porque son muy fieles, de otra manera, cualquier entidad habría desaparecido con tantos avatares como ha padecido Previsión Sanitaria. Esta fidelidad nos obliga a que PSN cumpla los fines para los que fue creada, y estoy convencido de que llevaremos este barco a buen puerto. De manera que mi balance es muy positivo. Han sido unos meses difíciles, de mucho trabajo y de muchos disgustos, ya que el lastre que tenía la casa era considerable, pero parece finalmente que se están empezando a despejar las incógnitas. 

-  Algunos de los consejeros de Previsión Sanitaria no parece estar de acuerdo con su presencia al frente de la entidad. ¿Qué opina a cerca de ello?  
- Algunos consejeros, como Zamarriego, pretenden que vuelva la Junta anterior, lo cual es imposible. Además, me acusan de conflicto de intereses, ya que sigo siendo presidente del Colegio de Médicos de La Coruña, pero yo creo que toda la labor que desempeño en ese campo beneficia a PSN.

 Índice Nacional