• 05:59
  • Martes, 24 de Enero de 2017

El déficit de B12 en la gestación puede elevar el riesgo de diabetes tipo 2 en los hijos

Según un estudio llevado a cabo en la Universidad de Warwick's

El déficit de B12 en la gestación puede elevar el riesgo de diabetes tipo 2 en los hijos

La deficiencia de B12 en el embarazo puede predisponer a la aparición de problemas metabólicos, como la diabetes tipo 2, tal y como concluye un estudio llevado a cabo en la Universidad de Warwick's, que señala la necesidad de revisar la necesidad de reforzar la cantidad de vitamina B12 en las embarazadas a través de la dieta o de suplementos.

Así, el equipo de Ponusammy Saravanan basó su trabajo en que los cambios asociados al déficit de vitamina B12 pueden deberse a niveles anormales de leptina. La obesidad hace que aumenten los niveles de esa hormona y que estos se mantenga más altos de lo normal. Este proceso puede hacer que al final se produzca una resistencia a la insulina, que se coma demasiado y que aumente el riesgo de resistencia a la insulina, lo que favorece la aparición de diabetes 2. De hecho, la leptina se considera un marcador eficaz de grasa corporal.

Niveles altos de leptina

El equipo de Saravanan ha descubierto que los niños cuyas madres tenían deficiencia de B12 presentaban unos niveles de leptina superiores a lo normal. Esto sugiere que el déficit materno de dicha vitamina puede programar mal el gen de la leptina, variando los niveles de la hormona cuando el feto está creciendo. “El entorno nutricional proporcionado por la madre puede programar la salud del hijo de forma permanente. Sabemos que los niños que nacen de mujeres mal alimentadas o alimentadas en exceso tienen un riesgo elevado de desarrollar problemas de salud, como puede ser la diabetes tipo 2. Ahora hemos visto que la deficiencia de vitamina B12 de la madre puede afectar al metabolismo de su hijo y elevar este riesgo”, explica el autor de la investigación, quien añade que esa es la razón por la que decidieron estudiar la leptina.

Acciones futuras

El siguiente paso que tienen previsto dar es analizar si es posible determinar los aspectos claves de cómo y de por qué la leptina está elevada en los hijos de madres con niveles bajos de vitamina B12.

Según Adaikala Antonysunil, otro de los autores del trabajo, los niveles de leptina pueden estar elevados en este grupo de mujeres por dos razones. La primera es que los niveles bajos de B12 conducen a que el feto acumule grasa y eso hace que aumenten los niveles de leptina. La otra razón puede deberse a que el déficit de B12 produzca cambios químicos en los genes de la placenta que producen leptina, lo que hace que se produzca una mayor cantidad de esta hormona. Como la B12 está implicada en procesos de metilación que pueden afectar a la activación o desactivación de los genes, los autores del trabajo sospechan que la segunda razón puede cobrar más fuerza.

x