• 17:16
  • Domingo, 22 de Enero de 2017

El riesgo cardiovascular de la personas con artritis reumatoide es similar al de la diabetes tipo 2

Según un estudio llevado a cabo por el equipo de Michael T. Nurmohamed, del Centro de Inmunología y Reumatología del Hospital Universitario en Amsterdam

El riesgo cardiovascular de la personas con artritis reumatoide es similar al de la diabetes tipo 2

La artritis reumatoide se asocia con un alto riesgo de eventos cardiovasculares, como el infarto de miocardio o el ictus. Después de un periodo de 15 años, las personas con artritis reumatoide doblan su riesgo de problemas cardiovasculares si se comparan con la población en general y ese riesgo es similar a las personas que tienen diabetes tipo 2, según un estudio llevado a cabo por el equipo de Michael T. Nurmohamed, del Centro de Inmunología y Reumatología del Hospital Universitario en Amsterdam.

Según los autores del trabajo, en la práctica clínica diaria se ve que los pacientes con artritis reumatoide sufren con más frecuencia que la población general infartos de miocardio. Por eso, decidieron iniciar este trabajo hace 15 años para analizar la mortalidad cardiovascular en este grupo de pacientes. De esta forma, con los datos del estudio CARRE, analizaron los factores de riesgo cardiovascular en 353 pacientes con artritis reumatoide. Valoraron los episodios cardiovasculares a los 3, 10 y 15 años del seguimiento y compararon esos datos con los factores de riesgo cardiovascular y el metabolismo de la glucosa de 2.540 pacientes sin artritis reumatoide que participaron en el estudio Hoom.

De esta forma, pudieron determinar que el riesgo de problemas cardiovasculares con artritis reumatoide establecida es el doble que en la población general. El riesgo aumentado de infartos de miocardio e ictus entre los pacientes con artritis reumatoide es comparable con los individuos con diabetes tipo 2. El riesgo cardiovascular elevado para los pacientes con artritis reumatoide después de los ajustes para los factores de riesgo cardiovascular convencionales era un 70 por ciento más elevado comparado con la población general.

Inflamación

Los resultados del trabajo confirman que la inflamación sistémica y crónica contribuye a elevar el riesgo cardiovascular. Por eso, los autores del trabajo indican que en pacientes con artritis reumatoide es necesario abordar el riesgo cardiovascular, al igual que en la diabetes. “Se necesita dedicar una mayor atención a este tipo de pacientes para controlar el riesgo cardiovascular”, apunta Michael T. Nurmohamed, quien recuerda que tratar la inflamación sistémica de forma eficaz puede favorecer el incremento del problemas cardiovasculares y la moralidad asociada a ellos.

Tal y como explican los investigadores, existe una evidencia acumulada de que los biológicos reducen el riesgo cardiovascular en artritis reumatoide. No obstante, la estrategia actual de reducir los biológicos en estos pacientes puede aumentar el riesgo cardiovascular. Por eso, “debemos estudiar estos mecanismos”.  

x