• 17:17
  • Domingo, 22 de Enero de 2017

La Telemedicina es útil para el cribado de la retinopatía diabética

Así lo demuestra un estudio publicado en Telemedicine and e-Health,

La Telemedicina es útil para el cribado de la retinopatía diabética

La telemedicina es un método seguro y eficaz para llevar a cabo la monitorización de la patología ocular en los pacientes con diabetes, así lo ha demostrado un estudio que se ha publicado en Telemedicine and e-Health, donde se recoge el éxito que ha tenido un programa de cribado de diabetes con Telemedicina en Inglaterra y Gales, que después de su implantación se ha conseguido que la retinopatía diabética deje de ser la principal causa de ceguera en esas zonas.

Por eso, Maria Woodward, del Centro de Oftalmología Kellogg de la Universidad de Michigan, ha llevado a cabo un estudio sobre población anciana y ver si los programas de telemedicina son eficaces en el control de las complicaciones oculares de la diabetes. La detección precoz y el tratamiento son claves en retinopatía diabética, pero menos de 65 por ciento de la población de Estados Unidos con diabetes se somete a un programa de cribado. Este porcentaje es mucho menor, no supera el 20 por ciento, en poblaciones marginales.

Implementar programas de cribado con telemedicina podría mejorar este porcentaje y facilitar las revisiones periódicas a un menor coste y con mayor comodidad, ya que se evitan las visitas al hospital.

Obtener imágenes

La telemedicina permite a los médicos de primaria tener un papel clave en la prevención del daño ocular. Las imágenes de la retina se pueden llevar a cabo en las consultas con una cámara que no necesitan dilatar el ojo. Una vez obtenidas el profesional sanitario las envía al médico de primaria y teniendo en cuenta los resultados lo sigue él mismo o los reenvía a un oftalmólogo.

En el citado estudio, solo el 3 por ciento de los 97 pacientes analizados había oído hablar de telemedicina. Una vez que se les explicó en qué consistía, el 69 por ciento pensaba que podría ser más conveniente que los estudios tradicionales para hacer las revisiones con el especialista.

No obstante, los pacientes estuvieron menos interesados en la Telemedicina si llevaban ya tiempo con la enfermedad y tenía buena relación con su médico. Estaban más dispuestos a participar si pensaban que la telemedicina podría ayudarles más a llegar a sus médicos para que les hicieran una revisión de los ojos o consultarles cualquier otro problema de salud.

Según explica Woodward, hay que tener en cuenta que los pacientes con larga evolución de la enfermedad son más reacios a confiar en lo nuevo y dejar el modelo de atención personal. El estudio refleja que la disposición para participar en la Telemedicina para el cribado de la retinopatía diabética varía en función de cómo lo perciben y de la relación que tiene con su médico y con su propia salud.

x