• 22:34
  • Miércoles, 26 de Julio de 2017

Los pacientes con dolor articular refieren frecuentemente síntomas neuropáticos

La artrosis es la dolencia musculoesquelética más frecuente en la población anciana y la mayor causa de discapacidad

Los pacientes con dolor articular refieren frecuentemente síntomas neuropáticos

Pacientes con dolor articular en numerosas ocasiones padecen síntomas neuropáticos. "Estudios recientes sugieren que  los pacientes con dolor articula refieren de forma frecuente síntomas neuropáticos y que los  mecanismos neuropáticos están involucrados en el propio dolor. Esto abre nuevas aproximaciones tanto para el diagnóstico como para el manejo", incide Serge Perrot, copresidente del Año Mundial de la IASP contra el dolor articular en 2016 y especialista en Reumatología y dolor.

“El Dolor Neuropático (DN) se puede observar en algunas condiciones donde el dolor nociceptivo era considerado como el principal mecanismo, es decir, en el dolor articular. Se asocia frecuentemente con estados de dolor crónico y podría explicar algunos fallos terapéuticos, incluyendo tanto los farmacológicos como las aproximaciones quirúrgicas. En un futuro, el manejo del dolor ineficaz y la discapacidad asociada al dolor articular producirá cambios en la valoración del dolor y en los paradigmas de tratamiento al igual que en las nuevas aproximaciones terapéuticas”, añade Perrot.

Día Mundial del Dolor

Con el objetivo de destacar la urgente necesidad de encontrar un mejor alivio para el sufrimiento físico de quienes padecen enfermedades con dolor, a finales de 2004, la Organización Mundial de la Salud (OMS), junto a la Federación Europea de la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP), presentó en Ginebra el Día Mundial contra el Dolor con el tema “El alivio del dolor debe ser un derecho humano” y con el objetivo de sensibilizar a gobiernos, instituciones públicas y privadas acerca de la necesidad de poner en marcha los recursos necesarios para apoyar la investigación, el diagnóstico y el tratamiento del dolor a nivel universal. La campaña intentaba que se reconociera el alivio del dolor como parte integral del derecho a la mejor salud física y mental posible.

En una conferencia celebrada el mismo día, entre las actividades de la jornada, se urgió a los gobiernos de todo el mundo a que tomaran medidas urgentes para combatir el dolor. En el evento participaron representantes de la OMS y especialistas en tratamiento del dolor crónico. Concretamente Harald Breivik, presidente de la IASP, dijo: “El dolor crónico es uno de los problemas de salud más subestimados en el mundo de hoy pese a que tiene consecuencias serias en la calidad de vida de quienes lo padecen, y supone una carga importante en los sistemas de salud del mundo occidental”. Añadiendo Catherine Le Galès-Camus, subdirectora de la División de Enfermedades Mentales y no Transmisibles de la OMS: “La mayoría de la gente que sufre dolor vive en países de ingresos bajos o medianos donde cada día aumenta más la carga fiscal causada por enfermedades crónicas. Los recursos de salud limitados no deben ser un impedimento para que los enfermos y sus familias tengan acceso a los tratamientos paliativos y de alivio del dolor”.

Ya han pasado trece años y los correspondientes trece días, siempre el 17 de octubre, dedicados mundialmente contra el dolor con las respectivas dianas en las oportunas patologías. El último día mundial estuvo dirigido hacia el dolor articular, padecido por el 10% de la población y presente en el 20% de las personas que sufren algún tipo de dolor. De hecho, la artrosis es la dolencia musculoesquelética más frecuente en la población anciana y la mayor causa de discapacidad.

El tratamiento del dolor, parte importante del manejo de la artrosis

Según la encuesta nacional de salud del 2016, un 20% de la población mayor de 16 años padece algún reumatismo, el 18% cervicalgia y el 20% lumbalgia. La edad incrementa la prevalencia de forma progresiva. Respecto al género, el 25% de los hombres y el 40% de las mujeres de entre 60 y 70 años sufren artrosis y el tratamiento más común suele ser la colocación de prótesis en la rodilla o en la cadera. A pesar de resultar un problema crónico, los expertos afirman que su tratamiento no suele ser el adecuado. Las recomendaciones más extendidas para luchar contra la artrosis pasan por la práctica de ejercicios físicos básicos, la pérdida de peso, los estiramientos y algunos ejercicios en el agua. El fortalecimiento muscular pasa por ser una de las mejores armas para paliar los efectos de la artrosis. El dolor articular es común en la infancia. Incluyen artralgias de la rodilla en un 33% y de otras articulaciones en un 28%. Se suelen solucionar en Atención Primaria con buenos resultados.

x