• 19:12
  • Viernes, 22 de Septiembre de 2017

El control del riesgo cardiovascular es un objetivo prioritario en pacientes con diabetes tipo 2

El control del riesgo cardiovascular es un objetivo prioritario en pacientes con diabetes tipo 2

Ante el diagnóstico de la diabetes, hay que enfrentarse a muchas cuestiones para conseguir un buen control de la enfermedad y el riesgo cardiovascular ocupa un lugar importante para conseguir los objetivos marcados. “Estamos ante un cambio en el manejo de los pacientes con diabetes por las mejoras que se consiguen controlando el riesgo cardiovascular”, según ha explicado Steve Brunton, médico de Atención Primaria en la Universidad de Carolina del Norte, en Chapel Hill, durante su participación en el debate celebrado bajo el título Por qué no estamos previniendo más eventos cardiovasculares en nuestros pacientes con diabetes tipo 2, organizado por Novo Nordisk, en el marco del LIII Congreso Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD 2017), que ha tenido lugar esta semana en Lisboa.

Y es que este es uno de los grandes retos en el manejo del pacientes con diabetes tipo 2, tratarlo en su conjunto, más allá de normalizar los niveles de glucosa, ya que “una medicación correcta y adecuada es la que marca la diferencia”, ha apuntado el especialista en Primaria.

En esta misma línea se ha manifestado Neil Poulter, cardiólogo del Imperial College London, quien ha comentado que ya se han superado los miedos planteados hace diez años por el aumento del riesgo cardiovascular de algunos antidiabéticos orales. Se ha avanzado mucho en este campo y ahora no solo no elevan el riesgo cardiovascular, sino que lo controlan. “Ahora disponemos de un arsenal terapéutico más diverso y hay que encontrar cuál es el mejor tratamiento para cada paciente”.

Según los datos comentados en dicha reunión, en algunos países las enfermedades cardiovasculares producen cerca del 50 por ciento de las muertes asociadas a la diabetes. Eso se debe en parte a que solo uno de cada 300 diabéticos alcanza sus objetivos para controlar los factores de riesgo cardiovascular, es decir, no tienen controlado sus niveles de glucosa, de presión arterial, tienen sobrepeso u obesidad y tienen cifras de colesterol elevadas.

Herramientas de control

Porque tal y como ha comentado Michael Nauck, endocrinólogo de la Universidad de Bochum, Alemania, “hace unos años no disponíamos de tratamientos para evitar la mortalidad por enfermedad cardiovascular. Ahora, podemos controlar la hipertensión, la HbA1c, los niveles de lípidos… para reducir el número de muertes”.

El endocrinólogo ha precisado que hay que fijarse ahora en dos grupos poblacionales diferentes, los diabéticos sin enfermedad cardiovascular previa, donde hay que valorar su riesgo cardiovascular, y los pacientes que sí que tienen enfermedad cardiovascular, donde las medidas a tomar deben ser más urgentes. Para los dos grupos, se dispone de las herramientas necesarias para hacerles frente, sobre todo, para implantar las medidas adecuadas para terminar con los malos hábitos; mala alimentación, tabaco, sedentarismo, obesidad…, modificando el estilo de vida, e implantar pautas preventivas que ayuden a controlar el riesgo cardiovascular.

Estudios presentados

Ese riesgo cardiovascular también ha sido el objetivo de un un nuevo análisis post-hoc de dos ensayos clínicos aleatorizados sobre IDegLira, que comparaban la eficacia y seguridad frente a insulina degludec en DUAL II y frente a insulina glargina U100 en DUAL V, ambos en combinación con metformina durante 26 semanas, cuyos resultados se han presentado en el congreso EASD 2017. Según los datos presentados en Lisboa,  las personas tratadas con IDegLira  mostraron una presión arterial sistólica, un colesterol total y un nivel de lipoproteína de baja densidad significativamente menores, además de conseguir cambios significativos en el peso, en comparación con las personas tratadas con insulina basal (insulina glargina U100 o insulina degludec). También se observó un pequeño, pero estadísticamente significativo, incremento de la frecuencia cardiaca con IDegLira.

Novo Nordisk comercializa IDegLira bajo el nombre de Xultophy. Se trata de una inyección única que se administra una vez al día y que combina insulina degludec (Tresiba), de acción larga, y liraglutida (Victoza), un análogo de GLP-1, en una sola pluma.  

Otro de los estudios presentados en el LIII Congreso Congreso Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes ha sido el DEVOTE, donde se demuestra que las personas con diabetes tipo 2 con hipoglucemia grave tienen mayor riesgo de muerte. El riesgo fue cuatro veces mayor quince días después de un episodio de hipoglucemia grave y dos veces y media más alto en cualquier momento después del mismo. Los resultados también mostraron que las fluctuaciones diarias en los niveles de azúcar en sangre de las personas con diabetes tipo 2 se asocian con un mayor riesgo de muerte. Las conclusiones de este trabajo muestran que los pacientes tratados con insulina degludec redujeron las hipoglucemias graves en un 40 por ciento y las nocturnas en un 53 por ciento comparado con insulina glargina U100 en personas con diabetes tipo 2.

x