• 16:52
  • Sábado, 27 de Mayo de 2017

Grünenthal lanza Zalviso para el control del DAP

Se trata de un innovador sistema de analgesia no invasivo, con un rápido inicio de acción, un alivio mantenido del dolor y que no restringe la movilidad del paciente

Grünenthal lanza Zalviso para el control del DAP

Un 40 por ciento de los pacientes sometidos a una intervención quirúrgica sufre Dolor Agudo Postoperatorio (DAP). Para hacer frente a este problema, Grünenthal ha anunciado el lanzamiento de Zalviso, que supone un nuevo abordaje de este tipo de dolor. Se trata de un sistema de comprimidos sublinguales de sufentanilo, un opioide muy potente, agonista de los receptores µ-opioides, y altamente lipofídico; que se une a una tecnología que va a permitir ser administrado por vía sublingual y controlado por el paciente para el DAP de moderado a intenso.

De uso hospitalario y con una administración no invasiva, este medicamento supone una mejora significativa al presentar un rápido inicio de acción de la analgesia, contar con una duración del efecto analgésico sostenible, consistente y predecible,  y permitir una administración individualizada a las necesidades del paciente, según ha destacado en su presentación Ana Esquivas, directora médica de Grünenthal. Además evita el primer paso hepático y prolonga la semivida plasmática.

El dispositivo se ha diseñado para administrar un único comprimido de 15 microgramos, con un mínimo de 20 minutos entre dosis (intervalo de bloqueo preprogramado), durante un período máximo de 72h. Los comprimidos sublinguales se deben autoadministrar mediante el dispositivo de administración de Zalviso, que el paciente solo debe accionar en respuesta al dolor en el periodo postoperatorio. Además, tal y como ha explicado Esquivias, este dispositivo evita errores de programación y otras complicaciones como infecciones, reduce el riesgo de sobredosificación y no restringe la movilidad del paciente.

Con respecto a la seguridad del paciente, la Dra. Esquivias incidía también en las características del sufentanilo que no tiene metabolitos activos, tiene mayor índice terapéutico que otros opioides, un perfil de efectos adversos similar al de otros y por tanto con una actuación muy predecible. Otro de los aspectos destacados con respecto a la seguridad ha sido la desaturación de oxigeno, que es menor con Zalviso y que cuando ocurre se revierte de manera más rápida.

El DAP se caracteriza por su aparición inmediata, su duración limitada y por ser predecible y evitable. “El cien por cien de los pacientes sometidos a una intervención sufre dolor. La intensidad depende del grado de agresión a los tejidos corporales y de la sensibilidad del paciente; estos factores determinan la escala en el uso de fármacos y técnicas analgésicas”, ha explicado Dr. Calixto Sánchez, jefe de Servicio de Anestesiología, Reanimación y Tratamiento del Dolor del Hospital General Universitario de Elda de Alicante, durante la presentación de este nuevo fármaco. El experto ha alertado también de que si el tratamiento del DAP es inadecuado puede producir fenómenos de cambio neuronal que provoquen un difícil control de ese dolor con posterioridad y derivar en el Síndrome de Sensibilización Central”.

Ventajas para el profesional sanitario

Según explicaba del Dr. Sánchez, este medicamento ofrece también ventajas al profesional sanitario al disminuir su carga de trabajo y ser una alternativa eficaz, segura y menos compleja que la analgesia administrada por vía intravenosa: “La preparación de los fármacos, el cálculo de las diluciones, la carga de dispositivos y la programación de las bombas PCA suponen un proceso más complejo que el de la preparación de un dispositivo Zalviso sublingual”, una mejora especialmente valorada por el personal de enfermería, encargado de este trabajo, pero también por los médicos que han comprobado la seguridad del mismo: “La experiencia clínica ha sido mejor de lo esperado. Hemos observado que podemos abordar el dolor grave de intervenciones quirúrgicas complejas y muy agresivas con una excelente acción analgésica, con elevado grado de confort de los pacientes y una administración realmente simple”, ha afirmado.

Por su parte, el director de la Unidad de Negocio Hospitalario de Grünenthal, Eduardo Vaquero, ha destacado el compromiso del laboratorio por el desarrollo de nuevos medicamentos para los pacientes con dolor, lo que le ha llevado a ser “la compañía líder en el abordaje del dolor en nuestro país”. Según explicaba, el laboratorio invierte un 20 por ciento de sus ingresos en I+D, lo que supone un total de 240 millones de euros. En la actualidad están en marcha “12 proyectos de investigación en desarrollo en distintas áreas terapéuticas que no solo se centran en dolor, sino también en enfermedades como la Gota o el Parkinson”, señalaba.

Respecto al DAP, Vaquero ha asegurado que será un pilar fundamental en la estrategia del laboratorio para los próximos años; prueba de ello, es la creación de una unidad de negocio hospitalaria para la que el lanzamiento de Zalviso “supone el primer hito”.

x