• 02:20
  • Sábado, 23 de Septiembre de 2017

Las infecciones por catéter suponen un coste de 2 millones por hospital al año

Se calcula que se producen unos 100 episodios de infecciones por catéter por centro al año, con un coste de unos 18.000 euros por cada caso

Las infecciones por catéter suponen un coste de 2 millones por hospital al año

Las infecciones asociadas al catéter intravenoso son un problema relevante tanto por su frecuencia como por su morbimortalidad, dato que se ha puesto de relieve  en el simposio “Nuevos retos en el manejo de las infecciones por gram-positivos”, moderado por Julián de la Torre Cisneros, de la Unidad de Gestión Clínica de Enfermedades Infecciosas, del Hospital Universitario Reina Sofía-IMIBIC-UCO, en Córdoba, y organizado por Angelini Farmacéutica, en el marco del XXI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Se calcula que, como mínimo, entre el 3 y el 5 por ciento de los pacientes con catéter podrían desarrollar una infección si el tiempo de exposición es suficientemente largo, lo que ocurre con frecuencia en las infecciones graves por Gram positivos. Se calcula que se producen unos 100 episodios por centro al año, lo que supone un coste económico de unos 18.000 euros por cada caso, es decir, de aproximadamente dos millones de euros al año para cada hospital.

Durante el simposio, Alex Soriano, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, ha explicado las razones que hacen que una infección por bacterias Gram positivas requiera tratamiento antibiótico prolongado. Por su parte, José Barberán, del Servicio de Medicina Interna-E infecciosas del Hospital Universitario HM Montepríncipe de Madrid, se ha centrado en la problemática asociada a la larga estancia hospitalaria, haciendo hincapié en la necesidad de reducir el tiempo de hospitalización, con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente y contribuir a aliviar la carga económica.

Sin embargo, a pesar de la problemática que suponen las infecciones por bacterias resistentes, en los últimos años se han autorizado pocos antibióticos nuevos para combatirlas. De ahí que “una alternativa terapéutica como dalbavancina suponga un verdadero avance en el tratamiento de estas infecciones”, comenta del Pozo, del Servicio de Microbiología y Enfermedades Infecciosas, de la Clínica Universitaria de Navarra de Pamplona.

En ese sentido, durante el simposio se ha destacado la importancia de la utilización de dalbavancina, nuevo antibiótico intravenoso que puede administrarse en una dosis única de 1.500 mg o en dos dosis separadas por un intervalo de una semana, manteniendo unos niveles terapéuticos durante más de 15 días

x