• 10:07
  • Domingo, 30 de Abril de 2017

Casi mil millones de personas siguen fumando diariamente

El crecimiento de la población da lugar a más fumadores diarios en todo el mundo, pero los programas de control del tabaco ralentizan el ritmo

Casi mil millones de personas siguen fumando diariamente

A pesar de los fuertes descensos de la tasa de tabaquismo en los últimos 25 años, uno de cada cuatro hombres sigue fumando diariamente, al igual que una de cada 20 mujeres, según revela un nuevo análisis del 'Estudio Global de la Carga de Enfermedad' (GBD, por sus siglas en inglés), que se publica en 'The Lancet'.

Los autores descubrieron que la prevalencia del tabaquismo diario disminuyó a escala global --en un 28 por ciento en los hombres y un 34 por ciento en las mujeres-- entre 1990 y 2015. Aunque la tasa de tabaquismo ha disminuido en las últimas décadas, el número de fumadores diarios en todo el mundo continúa aumentando año tras año debido al crecimiento de la población: desde 2015, había 933 millones de fumadores diarios.

"Los sólidos esfuerzos de control del tabaco han llevado a progresar en la reducción del letal hábito de fumar en gran parte del mundo, pero se puede hacer mucho más", afirma la autora principal, Emmanuela Gakidou, profesora de Salud Global en el Instituto de Medición y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés) en la Universidad de Washington, en Seattle, Estados Unidos. "El crecimiento en el número de fumadores diarios supera la disminución global de las tasas diarias de tabaquismo, lo que indica la necesidad de evitar que más personas comiencen a fumar y alentar a los fumadores a dejar el hábito".

Los tres países con la mayoría de fumadores masculinos diarios en 2015 representaron más de la mitad de todos los hombres que fumaban diariamente en todo el mundo. Se trata de China con 254 millones de fumadores masculinos; India, con 91 millones, e Indonesia, con 50 millones. Los tres países con el mayor número de mujeres fumadoras a diario en 2015 fueron un poco más del 25 por ciento de todas las mujeres fumadoras a diario en todo el mundo. Son Estados Unidos, con 17 millones, seguido por China, con 14 millones, e India, con 13,5 millones.

Estos resultados sugieren que la epidemia de tabaquismo está menos concentrada geográficamente en el caso de las mujeres que en el de los hombres, con implicaciones de que los esfuerzos globales pueden necesitar ser diferentes para llegar a los fumadores masculinos en comparación con las mujeres fumadoras.

En un esfuerzo por alentar a los gobiernos a aplicar políticas de control del tabaco, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó en 2003 el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (CMCT de la OMS). El CMCT de la OMS ha sido ratificado por 180 países y establece el camino para la implementación de programas robustos de control del tabaco. En 2008, la OMS estableció las medidas MPOWER de conformidad con el CMCT de la OMS, centrándose en la rentabilidad, la viabilidad y el impacto.

"El CMCT de la OMS y sus directrices proporcionan la base para que los países implementen y manejen el control del tabaco. Las medidas MPOWER ayudan a hacer esto una realidad y han cambiado el panorama del control mundial del tabaco", dice el doctor Douglas Bettcher, director del Departamento de Prevención de Enfermedades No Transmisibles en la sede de la OMS en Ginebra.

La mayor prevalencia en hombres de países con desarrollo medio

Los autores también examinaron la relación entre la prevalencia del tabaquismo diario y el estado de desarrollo, medido mediante el índice sociodemográfico, que sintetiza los ingresos, la educación y las tasas de fecundidad. La prevalencia diaria de tabaquismo varió según el sexo y el nivel de desarrollo: la prevalencia más alta de fumadores en los hombres se observó en los países con de nivel medio de desarrollo, mientras que la prevalencia más alta de fumadores en las mujeres fue en los países altamente desarrollados. La menor prevalencia de tabaquismo tanto para hombres como para mujeres se detectó en países del quintil más bajo de desarrollo.

Cuando se examinaron las tendencias de edad, la prevalencia diaria de tabaquismo fue consistente entre los grupos de hombres según el nivel del desarrollo del país, con la mayor prevalencia entre los 25 y 35 años. Mientras que los países con el nivel más bajo de desarrollo generalmente mostraron la menor prevalencia de tabaquismo diario, estos países han experimentado el mayor cambio porcentual en la carga de salud general entre 2005 y 2015.

"Con el compromiso de implementar medidas probadas para reducir el consumo de tabaco, los gobiernos pueden ayudar a frenar una epidemia mundial que se proyecta que matará a 1.000 millones de personas en este siglo", subraya Matthew L. Myers, presidente de la Campaña por los Niños Libres del Tabaco. "Los países que han adoptado medidas decisivas para aplicar políticas como las previstas en el CMCT han experimentado las caídas más drásticas del consumo de tabaco. Sin medidas urgentes, más del 80 por ciento de las muertes relacionadas con el tabaco se producirán en los países de ingresos bajos y medianos en 2030", añade.

Hubo 13 países que mantuvieron importantes tasas anuales de descenso del hábito entre ambos de 1990 a 2005 y 2005 a 2015, incluyendo Australia, Estados Unidos y Brasil. Además, la prevalencia diaria de tabaquismo disminuyó más rápidamente entre 2005 y 2015 en 18 países, entre ellos Nepal, Chile y Ucrania.

Fumar es la segunda causa de muerte en todo el mundo. Más del 11 por ciento de todas las muertes globales en 2015 se atribuyeron al tabaquismo, un total de 6,4 millones. Más de la mitad de estas muertes relacionadas con el tabaquismo se produjeron en sólo cuatro países: China, India, Estados Unidos y Rusia.

Además, el consumo diario de tabaco sigue contribuyendo a una cantidad significativa de la carga sanitaria global del mundo, medida usando los años de vida ajustados en función de la discapacidad (DALYs, por sus siglas en inglés), que combina años de vida sana perdidos debido a la enfermedad con los perdidos por la muerte prematura. La mayoría de los DALYs atribuibles al consumo diario de tabaco se debieron a enfermedades cardiovasculares (41 por ciento), cánceres (28 por ciento) y enfermedades respiratorias crónicas (21 por ciento).

x