• 10:46
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Se cierra la brecha de género en los resultados de jóvenes con síndrome coronario agudo precoz

Estudios anteriores habían indicado que las mujeres jóvenes son más propensas a morir a causa de los acontecimientos relacionados con el corazón en comparación con los hombres

Se cierra la brecha de género en los resultados de jóvenes con síndrome coronario agudo precoz

Un nuevo estudio publicado en la revista 'Canadian Journal of Cardiology' sobre la base de datos actuales de 26 hospitales informa que los pacientes jóvenes con síndrome coronario agudo (ACS, por sus siglas en inglés) tienen buen pronóstico a un año --una tasa de supervivencia a un año de en torno al 99 por ciento-- y de manera parecida en hombres y mujeres.

Se ha aceptado comúnmente que las mujeres obtienen peores resultados que los hombres después de un ataque al corazón u otro evento coronario. Estudios anteriores han documentado que las mujeres jóvenes son más propensas a morir a causa de los acontecimientos relacionados con el corazón en comparación con los hombres en los doce meses después del alta hospitalaria.

No obstante, investigadores canadienses observaron tasas similares de eventos cardiacos adversos, muertes y nuevas hospitalizaciones relacionadas con eventos cardiacos entre hombres y mujeres en el año después de la hospitalización por síndrome coronario agudo prematuro. Tanto en los hombres como las mujeres, la mayoría de rehospitalizaciones estaban relacionadas con el corazón, con dolor en el pecho o angina.

Las mujeres eran en general más propensas que los hombres a ser rehospitalizadas para todas las causas después de un ACS prematuro, independientemente del tipo de ACS, pero esta diferencia no estaba presente cuando se analizó la rehospitalización relacionada específicamente con un problema cardiaco. Los hombres y las mujeres se enfrentan a un riesgo alto, pero similar, de eventos adversos cardiovasculares mayores dentro de los doce meses después del evento inicial. Las mujeres no tienen mayor riesgo de mortalidad en comparación con los hombres y la tasa de mortalidad global fue baja.

La aparición de la enfermedad coronaria en la población en general ha disminuido de forma constante durante las últimas décadas, sin embargo, la ACS prematura sigue siendo una causa importante de morbilidad y mortalidad en todo el mundo. La tasa de disminución de la mortalidad por ACS entre los adultos jóvenes y de mediana edad se ha ralentizado, posiblemente debido a la creciente prevalencia de la obesidad abdominal, la diabetes y la hipertensión en esta población. En las mujeres jóvenes incluso ha aumentado.

"A pesar de estas tendencias en los adultos más jóvenes, los datos sobre los resultados en esta población son todavía escasos", explica el investigador principal, Louise Pilote, directora de la División de Medicina Interna General de la Universidad McGill, en Montreal, Quebec, Canadá.

"Por otra parte, las diferencias de sexo en los resultados clínicos adversos de estos pacientes siguen poco estudiados. Por lo tanto, el objetivo fue medir la incidencia de los resultados clínicos adversos, así como las tasas y las razones de rehospitalizaciones durante los doce meses siguientes a la hospitalización por un evento coronario adverso, en pacientes mayores de 55 años o menos", relata.

Las mujeres, más preocupadas por su salud

Los investigadores utilizaron datos de 'GENESIS-PRAXY' ('Gender and Sex Determinants of Cardiovascular Disease from Bench to Beyond in Premature Acute Coronary Syndrome'), un estudio de cohorte prospectivo multicéntrico de pacientes hospitalizados por síndrome coronario agudo.

El objetivo más amplio de 'GENESIS-PRAXY' es documentar posibles diferencias entre hombres y mujeres en la proyección, el acceso a la atención y los resultados después de la aparición prematura del síndrome coronario agudo, así como analizar los posibles determinantes biológicos, clínicos, psicosociales y ambientales de estas diferencias.

Los pacientes idóneos para el estudio eran adultos de edades comprendidas entre 18 y 55 años que fueron ingresados ??en el hospital con un diagnóstico confirmado de ACS. Entre enero de 2009 y abril de 2013, más de 1.200 pacientes se inscribieron de centros de Canadá, Estados Unidos y Suiza.

En concreto, los investigadores documentaron dos tipos de resultados clínicos adversos: eventos adversos cardiovasculares mayores (MACE, por sus siglas en inglés), definidos como cualquier aparición de ACS recurrentes, una necesidad de intervención coronaria percutánea (ICP), cirugía de injerto de derivación coronaria (CABG, por sus siglas en inglés) o mortalidad relacionada con problemas cardiacos; y la muerte (por todas las causas y vinculadas al corazón).

"A pesar de que las mujeres tenían más probabilidades de rehospitalización, tuvieron resultados similares a los hombres", destaca Pilote. "Se ha demostrado que las mujeres están más preocupadas y son más conscientes de su salud que los hombres, por lo que es posible que las mujeres presenten una mayor tasa de rehospitalización debido a que son más propensas a consultar y tienen más probabilidades de ser ingresadas tras las visitas a urgencias, dada su reciente historia de ACS", argumenta.

"La tasa de supervivencia del 99 por ciento a un año es alentadora y es más baja que las tasas de mortalidad observadas en los estudios previos de pacientes de mayor edad y comparables, lo que puede indicar que las prácticas en los adultos más jóvenes con ACS han mejorado", concluye.

x