• 22:41
  • Miércoles, 26 de Julio de 2017

La evaluación y la gestión de jugadores de fútbol sospechosos de conmoción cerebral debe mejorarse

Los protocolos sobre conmoción cerebral a menudo no se siguen durante el Mundial de Fútbol

La evaluación y la gestión de jugadores de fútbol sospechosos de conmoción cerebral debe mejorarse

En la Copa Mundial de Fútbol de 2014, los protocolos de evaluación de los traumatismos cranoencefálicos no se siguieron en más del 60 por ciento de las jugadas, en las que los jugadores involucrados en colisiones de la cabeza no fueron evaluados por el personal de salud presente en la banda, según revela un estudio publicado por 'JAMA'.

La declaración de consenso de la Conferencia Internacional sobre Conmoción Cerebral en el deporte de 2012 y 2016, adoptada por la Federación Internacional de Fútbol (FIFA), indica que los jugadores que muestren cualquier característica de traumatismo deben ser inmediatamente retirados del juego y evaluados por el personal de salud. Estas recomendaciones y su aplicación pueden influir en el oficio, el entrenamiento y el juego de millones de jugadores jóvenes.

Para evaluar el cumplimiento de la declaración de consenso, Michael D. Cusimano, del Hospital St. Michael, en Toronto, Canadá, y sus colegas examinaron la incidencia, características y evaluación de los eventos de colisión de cabeza durante la Copa Mundial de la FIFA 2014.

Los revisores entrenados identificaron choques de cabeza mediante la observación de imágenes de vídeo de los 64 partidos del torneo. Cualquier evento en el que un jugador no continuó jugando inmediatamente después fue definido como un evento de conmoción en la cabeza. Se registraron los efectos observables de la colisión en el jugador (lentitud a la hora de levantarse, desorientación, desequilibrio obvio, inconsciencia, movimientos de aprehensión, agarrarse la cabeza) como signos potenciales de conmoción cerebral.

Muchos jugadores son evaluados en el campo por un compañero o un árbitro

Durante 64 partidos, 61 jugadores sufrieron 81 colisiones de cabeza en 72 eventos separados. El personal de salud evaluó a los jugadores en 12 casos (15 por ciento); 45 jugadores (56 por ciento) recibieron evaluación de otro jugador, árbitro o personal en el campo; y 21 jugadores (26 por ciento) no recibieron ningún tipo de evaluación.

De las 67 ocasiones en las que los jugadores manifestaron dos o más signos de conmoción, el 16 por ciento no recibió ninguna evaluación y volvió a jugar inmediatamente. Entre los jugadores con tres o más signos de traumatismo, el 86 por ciento volvió a jugar durante el mismo juego después de una evaluación de 84 segundos de duración en promedio.

Los investigadores señalan que las estimaciones de este estudio podrían estar subestimadas porque las imágenes de vídeo siguen el juego y podrían haberse perdido algunas lesiones. "Los jugadores de fútbol que presenten signos de conmoción después de un evento de colisión en la cabeza merecen una evaluación del personal de atención de salud independiente para evitar retrasos en el cuidado o lesiones adicionales. La evaluación y la gestión de jugadores de fútbol sospechosos de conmoción cerebral debe mejorarse", proponen los autores.

x