• 12:33
  • Viernes, 09 de Diciembre de 2016

La grasa abdominal es peligrosa para el corazón

La relación fue aún más pronunciada para la grasa del interior de la cavidad abdominal en comparación con la grasa debajo de la piel

La grasa abdominal es peligrosa para el corazón

El aumento de la grasa abdominal se asocia con nuevos factores de riesgo recién identificados y empeoramiento de la enfermedad cardiovascular, según un estudio publicado en 'Journal of the American College of Cardiology'.
Estos cambios adversos en el riesgo cardiovascular fueron evidentes en un periodo relativamente corto de tiempo y persistieron incluso después de contabilizar los cambios en el índice de masa corporal (IMC) y la circunferencia de la cintura, dos métodos comúnmente empleados para estimar si alguien tiene un peso saludable o no.

Estudios previos han demostrado que las personas que llevan exceso de grasa abdominal alrededor de su sección media -también llamada 'michelín'_ se enfrentan a un mayor riesgo de enfermedades del corazón en comparación con las personas que tienen grasa en otras partes. Este estudio se suma a la creciente evidencia de que los depósitos de grasa regionales son perjudiciales y sugiere además que la densidad de la grasa abdominal (medida por tomografía computarizada -TC--) es tan importante como la cantidad de grasa que se tiene.

"Lo realmente interesante es que mostramos que un aumento en la cantidad de grasa abdominal y una menor densidad de la grasa se asocia con peores factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, incluso después de considerar la cantidad de peso que se gana", dice Caroline Fox, exinvestigadora senior del Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre de Estados Unidos e investigadora principal del estudio. "Esto no se ha mostrado antes", añade.

Fox señala que los resultados de la densidad de grasa fueron particularmente fuertes. "Medir la densidad de la grasa es una medida nueva en la que todavía estamos trabajando para comprender y justifica una mayor investigación -apunta--. Lo usamos como una medida indirecta de la calidad de la grasa y encontramos que los números más bajos estaban vinculados a un mayor riesgo de enfermedades del corazón".

Fox y su equipo trataron de determinar si existía una relación entre los cambios anatómicos en la grasa del vientre, tanto su volumen (cantidad) como su densidad, y los cambios en una amplia gama de factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares durante el periodo promedio de seis años de estudio.

Peligro cardiaco por más cantidad y menor densidad de grasa

Los científicos revisaron tomografías computarizadas para evaluar cuánta grasa abdominal habían acumulado, su ubicación y la densidad de 1.106 participantes del 'Framingham Heart Study' que se sometieron a esta prueba de imagen como parte de un estudio más amplio para medir la calcificación de la aorta abdominal y coronaria.

La edad promedio de los participantes fue de 45 años y el 44 por ciento eran mujeres. Se midieron la grasa adiposa subcutánea, la grasa debajo de la piel, que a menudo se ve como "gordura" o también llamada 'manijas del amor', y la grasa visceral adiposa, la grasa dentro de la cavidad abdominal. Durante el periodo de seguimiento de seis años, los participantes tuvieron un aumento en promedio del 22 por ciento en la grasa debajo de la piel y un aumento del 45 por ciento en la grasa dentro de la cavidad abdominal.

En general, el aumento de la cantidad de grasa y la disminución de la densidad de la grasa se correlacionaron con cambios adversos en el riesgo de enfermedades del corazón. Cada aumento de grasa desde el inicio hasta el seguimiento se asoció con un nuevo inicio de presión arterial alta, triglicéridos altos y síndrome metabólico.

A pesar de los aumentos en ambos tipos de grasa se vincularon a nuevos y el empeoramiento de los factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, la relación fue aún más pronunciada para la grasa dentro de la cavidad abdominal en comparación con la grasa debajo de la piel.

En particular, los individuos con un mayor aumento de la grasa en el interior de la cavidad abdominal mostraron incrementos sustanciales en los factores de riesgo metabólicos, incluyendo azúcar en la sangre, niveles altos de triglicéridos y bajos niveles de HDL.

Fox dice que los niveles más altos de grasa justo debajo de la piel en realidad pueden ser de protección, ya que sirve como un "sumidero metabólico para el almacenamiento del exceso de partículas de grasa". La grasa abdominal de la cavidad, por el contrario, se cree que es más peligrosa.

En general, las asociaciones siguieron siendo significativas incluso después de ajustar por cambios en el IMC o la circunferencia de la cintura. Los investigadores también agruparon a los participantes en tres grupos de acuerdo con el volumen del tejido adiposo abdominal y el cambio de densidad; encontrando que aquellos con mayores incrementos en el volumen de grasa y más disminución en la densidad de grasa tenían relativamente mayor incidencia de factores de riesgo de enfermedades del corazón.

x