• 04:56
  • Lunes, 27 de Marzo de 2017

Identifican un nuevo biomarcador para el pronóstico de los tumores cerebrales más frecuentes

Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, los tumores del cerebro y del sistema nervioso afectan a casi 24.000 personas cada año, y la tasa de supervivencia global es del 33,8 por ciento después de 5 años

Identifican un nuevo biomarcador para el pronóstico de los tumores cerebrales más frecuentes

Investigadores de la Universidad de Texas Southwestern Medical Center (Estados Unidos) han detectado que el gen SHOX2 puede convertirse en un nuevo biomarcador que ayude a predecir el pronóstico de los gliomas, los tumores cerebrales más frecuentes.

En concreto, según han detallado en la revista 'EBiomedicine', han visto que una elevada expresión de dicho gen puede predecir una peor supervivencia de los afectados por estos tumores de grado intermedio.

"Como biomarcador independiente, la expresión de SHOX2 es tan potente como el mejor y más utilizado marcador relacionado con las mutaciones IDH", ha reconocido Adi Gazdar, miembro del Simmons Cancer Center que también ha participado en este trabajo.

Según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, en este país los tumores del cerebro y del sistema nervioso afectan a casi 24.000 personas cada año, y la tasa de supervivencia global es del 33,8 por ciento después de 5 años, de ahí la importancia de contar con nuevas herramientas que ayuden a los médicos a seleccionar mejor el tratamiento.

Junto con la combinación de mutaciones de IDH y otros biomarcadores, la expresión del SHOX2 permitió identificar subgrupos de pacientes con un buen pronóstico a pesar de que otros biomarcadores habían pronosticado un peor resultado.

"Nuestros hallazgos se basan en el análisis de estudios previamente publicados, que tendrán que ser confirmados con estudios prospectivos, y su contribución clínica y el método de uso está todavía por determinar", ha añadido Gazdar.

Los objetivos a largo plazo de su equipo son determinar las bases moleculares y genéticas de los diferentes tipos de cáncer y desarrollar conocimientos moleculares para conseguir nuevas herramientas pronósticas para su tratamiento, para lo que han analizado más de 2.500 muestras de más de 400 subtipos de tumores.

x