• 03:53
  • Viernes, 23 de Junio de 2017

Investigadores diseñan una nano-malla con células madre que ayuda a regenerar los tendones del manguito rotador

La lesión en el manguito de los rotadores del hombro es una patología que afecta alrededor de dos millones de personas y obliga a practicar alrededor de 300.000 cirugías de reparación cada año en Estados Unidos

Investigadores diseñan una nano-malla con células madre que ayuda a regenerar los tendones del manguito rotador

Cada vez que alguien lanza una pelota, oscila un palo de golf, busca un tarro en un estante o acuna a un bebé, puede darle las gracias a su manguito rotador; un grupo de tendones que conecta el hueso del brazo al hombro. Ahora, un equipo de investigadores del Departamento de Salud de la Universidad de Connecticut (UConn Health), en Estados Unidos, ha encontrado una manera de regenerar los tendones del manguito rotador después de que estén rotos y hacer una reparación más fuerte.

Los problemas del manguito rotador son comunes, con alrededor de dos millones de personas afectadas y la práctica de alrededor de 300.000 cirugías de reparación del manguito rotador cada año en Estados Unidos. Los cirujanos tienen muchas técnicas para reconectar el tendón al hueso, pero el problema es que a menudo no se vuelven a conectar.

"Hasta durante el 60 por ciento del tiempo tras la cirugía, hay una re-ruptura", dice el doctor Cato Laurencin, profesor Cirugía Ortopédica en UConn Health. Y eso significa más cirugía, o aprender a vivir con movilidad reducida en la articulación. Los cirujanos ortopédicos luchan contra esto constantemente y les encantaría tener una mejor manera de curar este trastorno.

Laurencin y sus colegas informan en la edición de 'PLOS ONE' que pueden haber encontrado una nueva fórmula. Usando una tela con nano-textura sembrada con células madre, pudieron conseguir la regeneración en animales de los tendones del manguito rotador. No sólo los tendones envueltos en la tela se pegan mejor al hueso, sino que eran más fuertes en general, con una estructura celular que se veía más como tejido natural, sin daños. Los tendones reparados con una técnica puramente quirúrgica sanan con una estructura celular más desorganizada, lo que hace que el tendón sea más débil.

Las células se instalan para formar tejido tendinoso

La combinación de la "nano-malla" con las células madre parece ser crítica. Los cirujanos a veces inyectan células madre en las reparaciones del manguito rotador, pero los resultados de esta técnica son mixtos; ya que las células madre solas no necesariamente se quedan en el lugar de la cirugía. Sin embargo, al añadir la malla, eso cambia.

La malla, hecha de un polímero nanoestructurado que combina ácido poliláctico (PCL) y polifosfaceno (PNEAmPh) --pionera en el laboratorio de Laurencin-- proporciona un hábitat atractivo para que las células madre se instalen. Una vez que se acomodan en la ubicación del manguito rotador, las células madre comienzan a enviar señales dirigidas a otras células para que se alineen y crezcan formando tejido tendinoso.

Las imágenes tomadas a las seis y doce semanas en animales muestran que el tejido del manguito rotador desgarrado se reorganiza bajo la influencia de la matriz y de las células madre; de forma que una vez que el tendón está completamente regenerado, la matriz polimérica puede disolverse. "Esperamos utilizar esta tecnología para crear nuevas metodologías en la reparación del manguito rotador", dice Laurencin.

Y si la malla de polímero más la técnica de células madre demuestra durabilidad en los tendones del manguito rotador humano, Laurencin anuncia que no se detendrá allí. "Ser capaz de regenerar complejos tejidos blandos como el manguito rotador es un paso importante, pero tenemos objetivos aún más grandes", adelanta Laurencin, cuyos resultados ya han sentado las bases para la regeneración de los tendones en otras articulaciones, como la rodilla. Su proyecto a largo plazo se llama 'Hartford Engineering a Limb Project' o HEAL.

x