• 02:10
  • Sábado, 24 de Junio de 2017

Las mujeres tienen mejores tasas de supervivencia que los hombres un año después del reemplazo de la válvula aórtica

En general, a pesar del hecho de que las mujeres tenían más problemas de procedimiento, tuvieron mejor supervivencia al año

Las mujeres tienen mejores tasas de supervivencia que los hombres un año después del reemplazo de la válvula aórtica

Se considera que las mujeres con enfermedad valvular aórtica significativa que se someten a un reemplazo de una válvula aórtica mediante tecnología transcatéter (TAVR, por sus siglas en inglés) tienen mayor riesgo que los hombres en algunos aspectos. Sin embargo, su tasa de supervivencia un año después de haberse sometido al procedimiento es mayor que en los hombres, según concluye un estudio publicado en 'Journal of the American College of Cardiology'.

A pesar de que las mujeres presentan más complicaciones como consecuencia del procedimiento de TAVR --especialmente hemorragias y problemas vasculares--, las mujeres siguen mejorando más que los hombres un año después del procedimiento. Las razones de esta diferencia todavía no se entienden completamente.

Estudios anteriores han analizado los resultados iniciales después de la TAVR en hombres y mujeres y han demostrado que la tasa de supervivencia es la misma para ambos sexos. Sin embargo, los autores de esta nueva investigación destacan que se trata del análisis más grande centrado en los resultados a largo plazo y las tasas de supervivencia después de TAVR en mujeres y hombres.

TAVR es un método de tratamiento mínimamente invasivo usado para personas con enfermedad valvular aórtica sintomática severa que están en alto riesgo, y aproximadamente la mitad de los pacientes que se someten a este procedimiento son mujeres.

Para decidir quién debe someterse a un TAVR frente a otro tipo de procedimiento, como el reemplazo de la válvula aórtica quirúrgica (SAVR) o la terapia médica, los cirujanos y los equipos cardiacos calculan el riesgo de una persona mediante el uso de métodos de puntuación que determinan sus riesgos de mortalidad y morbilidad a 30 días. No obstante, estos métodos de puntuación se diseñaron generalmente para predecir la relación del riesgo con SAVR, no TAVR.

"Estos hallazgos son significativos porque pueden suponer que los equipos cardiacos están sobreestimando los riesgos de TAVR en algunas mujeres y eso también puede significar que el reemplazo valvular está infrautilizado", dice la investigadora principal del estudio, Roxana Mehran, profesora de Medicina en Cardiología en 'The Zena and Michael A. Wiener Cardiovascular Institute' de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai, Estados Unidos. "En otras palabras, algunas mujeres que podrían beneficiarse de TAVR no lo están haciendo", añade.

Más problemas en el procedimiento, pero mejor supervivencia

El estudio analizó a más de 23.000 pacientes que recibieron TAVR con una generación de dispositivos más antiguos entre 2011 y 2014, con una proporción casi igual de mujeres (49,9 por ciento) y hombres (51,1 por ciento). En general, las mujeres eran mayores y tenían puntuaciones más elevadas de riesgo pronosticados a los 30 días, pero eran más propensas a tener otros problemas de salud en la línea de base, como función renal alterada, problemas significativos relacionados con una válvula cardiaca mitral y "aorta de porcelana", que es cuando la aorta --la arteria principal del cuerpo-- se calcifica de manera importante.

Los hombres eran más propensos a ser tratados con TAVR percutánea, que es cuando se inserta un tubo a través de la piel en la arteria en la ingle, mientras las mujeres presentaban más probabilidades de necesitar una incisión quirúrgica para el procedimiento TAVR. Además, aunque era muy raro, había una mayor probabilidad de que el cardiólogo o cirujano necesitara abortar TAVR y cambiar a cirugía abierta por complicaciones en el caso de las mujeres.

En general, a pesar del hecho de que las mujeres tenían más problemas de procedimiento, tuvieron mejor supervivencia al año. Además, con dispositivos TAVR más pequeños y mejorados, las mujeres pueden someterse cada vez más a procedimientos percutáneos a través de una arteria más pequeña de la ingle, lo que se espera que también reduzca el riesgo de complicaciones del procedimiento.

"Estos resultados del estudio también destacan que necesitamos una fuerte evaluación de la puntuación que sea específica para TAVR y dirigida a mujeres para que podamos tomar las mejores decisiones --propone Mehran--. Además, se necesitan más estudio sobre las causas de muerte a medio y largo plazo en hombres y mujeres que han tenido TAVR, en particular estudios que se centran en aprender más sobre la biología vascular y por qué la aorta se vuelve más calcificada en las mujeres".

Mehran también subraya que hay avances prometedores en tecnología de impresión 3D que mejorarán los dispositivos utilizados en TAVR. Como resultado de los avances tecnológicos, es probable que los resultados mejoren tanto en hombres como en mujeres.

x