• 19:32
  • Jueves, 17 de Agosto de 2017

CCOO-Comunidad Valenciana reclama mayor inversión para evitar agresiones

El sindicato considera necesarios más recursos humanos y materiales, adecuar las infraestructuras, mejorar la comunicación y ampliar la formación

CCOO-Comunidad Valenciana reclama mayor inversión para evitar agresiones

La Federación de Sanidad y Sectores sociosanitarios, FSS CCOO-PV, ha reclamado a la Conselleria de Sanidad de la Comunidad Valenciana una mayor inversión en la prevención de riesgos laborales para evitar, entre otras cosas, las agresiones que sufren los profesionales. Los riesgos ergonómicos y psicosociales son los grandes olvidados en la sanidad pública, una muestra de ello, son las agresiones que sufren diariamente los profesionales de este sector y que no se denuncian por falta de medidas efectivas de seguridad por parte de la Administración.

El informe del Plan Integral de Prevención y Atención a las Agresiones (PIP), presentado  en la Mesa Técnica de Seguridad y Salud por la Conselleria, recoge las agresiones sufridas en 2016 por el personal que trabaja en la sanidad pública. Este documento reconoce que las agresiones sufridas por celadores, facultativos y auxiliares en enfermería han experimentado un incremento del 5,89% respecto al año anterior, y han ascendido a un total de 306 agresiones.

Tras el análisis de datos, se identifica que la mayoría de las agresiones, de carácter físico y/o verbal, están provocadas por disconformidad con la atención profesional recibida, el tiempo de espera y por el carácter violento del agresor.

Esta organización considera que el número de denuncias es muy escaso teniendo en cuenta la gravedad de los hechos, de las 306 agresiones registradas solo se denunciaron 37. Los profesionales han explicado a CCOO que es debido al sentimiento de indefensión ante este tipo de situaciones, ya que son ellos directamente los que tienen que enfrentarse a las deficiencias del sistema sanitario y al agresor, que al fin y al cabo tienen que terminar atendiendo en los propios centros o en visitas domiciliarias.

"Situación alarmante e intolerable"

El sindicato ha denunciado que "la situación es alarmante e intolerable por la repercusión negativa que tiene para el personal, ya que afecta al clima laboral y el bienestar psicosocial en el trabajo. Estos ataques ponen en peligro la integridad física y la psíquica, afectando mayoritariamente a las mujeres según muestran los datos de incidencia, lo que conlleva a un mayor numero de bajas o situaciones de estrés. Hay que tener en cuenta que la agresión es la consecuencia de la exposición al conflicto cuando fallan las medidas de protección y prevención dispuestas para evitar ese riesgo laboral.

CCOO ha propuesto a la Conselleria de Sanidad la necesidad de una mayor inversión económica en prevención de riesgos laborales y que "se desprenda, de una vez por todas, de la inercia recibida de la anterior Administración donde la Salud Laboral era un puro trámite administrativo. Es necesaria una mayor inversión en recursos humanos y materiales, adecuar las infraestructuras, mejorar la comunicación y ampliar la formación, entre otros". En definitiva, ha reclamado a Sanidad que investigue, refuerce y amplíe las medidas preventivas emprendidas e inicie acciones contundentes contra los comportamientos agresivos en el ámbito sanitario público.onal.

x