• 07:22
  • Domingo, 11 de Diciembre de 2016

Las cifras de empleo en el sector sanitario se están recuperando

La mayor parte de la recuperación de las cotizaciones en el sector sanitario se debe al empleo temporal y parcial, que han aumentado del 11 al 15 por ciento

Según datos del Segundo Informe del Observatorio de Sanidad FEDEA

Las cifras de empleo en el sector sanitario se están recuperando

Si la recuperación del sector sanitario se mide por las cifras de empleo, se está recuperando. Según datos del Segundo Informe del Observatorio de Sanidad FEDEA (Fundación de Estudios de Economía Aplicada), en el tercer trimestre del año pasado el empleo en el sector sanitario creció un 2,6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior, tendencia que ha seguido consolidándose en los trimestres posteriores con un crecimiento del 6,2 por ciento en el cuarto trimestre de ese mismo año, del 5,5 por ciento en el primer trimestre de 2016 y del 7,1 por ciento en el segundo trimestre de 2016.

Cuando dicho informe valora el total de ocupados en el sector sanitario, los datos no son tan optimistas, ya que se mantiene estable desde hace un tiempo, aunque con una ligera tendencia al alza. Esta misma línea se sigue en las bases de cotización en 2015, pero también hay que destacar que se ha producido un aumento de la contratación a tiempo parcial. Esto significa que la mayor parte de la recuperación de las cotizaciones en el sector sanitario se debe al empleo temporal y parcial, que han aumentado del 11 al 15 por ciento.

Y es que “el empleo en el sector sanitario empezó a caer a partir de 2011, coincidiendo con la segunda recesión, para recuperarse a partir de 2014”, tal y como se recoge textualmente en el informe. Esto se ha logrado sacrificando, como en otros sectores, la subida salarial, aunque a partir de 2013 los salarios empiezan a aumentar, aunque sea levemente. Si se compara con los salarios en general, el del sector sanitario se ha reducido alrededor de 8 puntos porcentuales, aunque a partir de finales de 2013 se contempla una recuperación de cerca de la mitad del descenso previo.

Con respecto a la reducción del gasto sanitario de las comunidades autónomas, entre 2011 y 2014, redujeron su gasto en Sanidad en aproximadamente el 6 por ciento en términos nominales y el 10 por ciento en términos reales. No obstante, en los presupuestos iniciales en Sanidad de las comunidades autónomas se puede ver una pequeña mejoría, con un aumento global del 3 por ciento en 2015 y del 5 por ciento en 2016 en relación a los años anteriores.

Esperanza de vida

Los indicadores generales de salud son muy buenos. España ha pasado a ser el país del mundo con la mayor esperanza de vida, que ha subido casi un año, situándose en 83,3 años.

Por el contrario, si se centran en los indicadores de riesgos para la salud, la obesidad en población adulta y en población infantil trae de cabeza a las autoridades sanitarias, por todas las patologías asociadas que conlleva. Además, el incremento de la tasa de pobreza y desigualdad de la en la crisis han hecho que aumenten las desigualdades en salud en la población.

Así como la obesidad está en aumento, el hábito tabáquico no, ya que se ha reducido la prevalencia de fumadores, especifica el informe que son fumadores diarios, y un menor consumo de cigarrillo per cápita.

Con respecto a las listas de espera, según datos del Barómetro Sanitario 2015, “se aprecian algunas mejoras en las listas de espera y una mejor valoración del sistema sanitario español”, cita el informe, donde se añade que “en el gasto sanitario total como porcentaje del PIB, España se encuentra por detrás de la media de los países de la OCDE y especialmente del conjunto de países con sistemas nacionales de salud como Suecia e Inglaterra”.

El gasto farmacéutico no podía dejar de estar presente en este informe. Así, la tendencia del gasto farmacéutico como porcentaje del gasto sanitario total en 2013, revierte a la baja de los años previos, con una bajada desde hace dos años.

x