• 22:50
  • Lunes, 26 de Junio de 2017

La Comisión de Listas de Espera de Andalucía potenciará buenas prácticas y la mejora de la gestión y la eficiencia

Así lo ha explicado el consejero de Salud de la comunidad, Aqulino Alonso, que ha incidido en que se diseñan planes individualizados para cada centro con el objetivo de mejorar las demoras

La Comisión de Listas de Espera de Andalucía potenciará buenas prácticas y la mejora de la gestión y la eficiencia

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha recordado que una comisión de profesionales analiza actualmente la situación de las listas de espera en Andalucía para determinar áreas de mejora. Tal y como ha señalado Alonso en el Parlamento, dicha Comisión está trabajando en el análisis de los plazos de respuesta asistencial, las mejoras de la gestión y la variabilidad clínica, así como en la mejora de la eficiencia y la potenciación de buenas prácticas.

Por otra parte, tal y como ha indicado Aquilino Alonso, se están analizando medidas de organización relativas a la revisión de los circuitos asistenciales o el seguimiento de la gestión de cola de la lista de espera. Ha recordado que dicha Comisión fue creada a finales de noviembre de  2016 y está constituida por un grupo multidisciplinar de profesionales, participando también en la misma las sociedades científicas, los colegios profesionales y expertos de reconocido prestigio y liderazgo clínico y de gestión. Son más de 30 profesionales de 17 áreas de conocimiento diferentes.

Asimismo, ha indicado que de forma paralela a los trabajos de esta Comisión, desde el SAS se está realizando un Plan de Actuación individualizado para todos aquellos centros en el que se contemplan aspectos como el incremento de profesionales o la remodelación y ampliación de las áreas del bloque quirúrgico, reanimación y cuidados críticos. 

En lo que se refiere al área de consultas de especialidades también se están analizando diferentes indicadores como son: la distribución del número de pacientes de primeras visitas procedentes de Atención Primaria, el número de consultas totales, por especialidad y de los centros del mismo grupo, a fin de alcanzar el máximo de eficiencia de las agendas.

Alonso ha subrayado que se están analizando asimismo los porcentajes de pacientes que no acuden a las citas, con el objetivo de programar las agendas de forma adecuada.

En relación a las pruebas diagnósticas se mide y analiza el número de estudios por equipo diagnóstico, entre los centros de similar complejidad, para valorar la eficiencia de los mismos. Así como los criterios de inversión en nuevas tecnologías y los procedimientos terapéuticos y diagnósticos que pueden incidir en la mejora de los tiempos para las pruebas diagnósticas.

Igualmente, en  los contratos programas firmados anualmente entre el SAS y los centros asistenciales se incorporan objetivos dirigidos a mejorar la gestión de las listas de espera. Estos objetivos están relacionados con el cumplimiento de los plazos de respuesta asistencial garantizados y con la gestión de listas de espera para intervenciones quirúrgicas, consultas y pruebas diagnósticas.

Además, el consejero de Salud ha recordado que con la misma finalidad de mejorar la gestión de las listas de espera se realiza un análisis permanente de las reclamaciones y sugerencias de los pacientes. Como consecuencia de las mismas, se realiza una petición de informe al centro directivo correspondiente a fin de valorar la situación motivo de la queja o reclamación y poner en marcha las medidas que permitan resolver el problema de forma inmediata.

Aquilino Alonso ha manifestado que, desde las primeras publicaciones de las listas, se ha avanzado en la inclusión de nuevos indicadores, en la disponibilidad en diversos medios de información y comunicación de las mismas para que los ciudadanos tengan la máxima accesibilidad y la mayor garantía de transparencia, y ha señalado que la Consejería de Salud seguirá trabajando en la mejora de los tiempos de espera.

Más capacidad de respuesta

Así, ha subrayado que, en los últimos cinco años, el Sistema Sanitario Público de Andalucía ha incrementado su capacidad de respuesta, aumentando la actividad quirúrgica en un diez por ciento. En 2016, el incremento ha sido del 3,2 por ciento respecto a 2015. Anualmente, son casi 500.000 intervenciones las que se realizan en los 507 quirófanos con los que cuentan los hospitales públicos andaluces.

Igualmente, ha añadido que, en base a los últimos datos disponibles en el SNS (diciembre de 2015), la tasa por 1.000 habitantes de pacientes andaluces que esperan una intervención, para procesos con plazo de garantía de respuesta era del 7,03 por ciento, mientras que en el conjunto del Estado dicha tasa era de 12,21 por cada 1000 habitantes. Además, en cuanto a la espera media  o tiempo medio de respuesta, Andalucía se sitúa por debajo de la media nacional. 

En consultas externas, el consejero de Salud ha resaltado que Andalucía se sitúa por debajo de la media nacional y, en pruebas diagnósticas, ha recordado que no es posible la comparación con el Estado al no disponerse de esta información por comunidades. 

En cualquier caso, Alonso ha indicado que el Gobierno andaluz sigue buscando márgenes de mejora para continuar cumpliendo los plazos establecidos y reducir los tiempos y dar la mejor respuesta posible a los ciudadanos andaluces. Con este objetivo, ha recordado que la Consejería de Salud seguirá trabajando de la mano de los profesionales que hacen posible responder al compromiso de plazos máximos que contempla la Sanidad pública andaluza.

 

 

x