• 04:20
  • Martes, 30 de Mayo de 2017

El Hospital Clínico San Carlos rinde homenaje al profesor Baltasar Orejas González

En el marco de un concurso de casos clínicos, organizado por el Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos, reconocidos especialistas han rendido homenaje al que fue jefe de Servicio de Medicina Interna IV del hospital, Baltasar Orejas González, que falleció el pasado agosto

El Hospital Clínico San Carlos rinde homenaje al profesor Baltasar Orejas González

El Servicio de Urgencias del Hospital Clínico San Carlos, en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias, ha organizado un concurso interactivo de casos clínicos, en el que ha querido rendir homenaje al que fue jefe de Servicio de Medicina Interna IV del hospital durante más de veinte años: Baltasar Orejas González.

El profesor Baltasar Orejas falleció el pasado agosto y sus compañeros han querido recordar su gran dedicación durante toda su experiencia profesional. "Era un excelente médico, clínico, docente, compañero e internista. Los internistas de ahora se pierden no haberle visto trabajar con sus pacientes enseñando", ha señalado José Luis Álvarez Salas, al frente de la facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, que ha destacado que un aula del hospital debe de llevar el nombre del profesor Orejas.

Las palabras de los especialistas estaban cargadas de admiración hacia Baltasar Orejas, "por su capacidad como clínico y su capacidad humana, por sus valores, su humor que acompañaba a su discurso y su sentido común, que estaban por encima de su 'enciclopedismo'", ha afirmado Pedro Villarroel González-Elipe, coordinador del servicio de Urgencias en el Hospital Universitario Clínico San Carlos.

"Una figura como él ha dejado para el futuro que no enseñemos la ciencia. Esa está en cualquier sitio. Enseñemos un estilo, un ejemplo de cómo estar en la vida. Recordarle aquí es el mejor regalo que puede hacerse para el futuro del hospital y del servicio madrileño de salud", ha incidido Julio Mayol, director médico del Hospital Universitario Clínico San Carlos.

Por ello, los especialistas reunidos en la inauguración de la jornada han indicado que este encuentro "es justo lo que a él le hubiera gustado, un acto que resaltara el valor de la práctica clínica llevada a la última consecuencia", añade Villarroel. "Una sesión científica, centrada en docencia compartida, algo que se ajusta plenamente a lo que fue su docencia en la Medicina. Alguien que amaba lo que hacía y lo hacía muy bien", apostilla José Manuel Ribera Casado, catedrático Emérito de Geriatría de la Universidad Complutense de Madrid.

Concurso interactivo de casos clínicos

El concurso de casos clínicos, denominado 'Programa Formativo Responde', ha consistido en una formación en enfermedades infecciosas a partir de cuatro módulos: paciente post-quirurgico ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos, paciente con riesgo de infección por microorganismos multirresistentes, paciente con signos de gravedad que ingresa en urgencias y paciente pluripatológico con sospecha o confirmación de bacteriemia secundaria.

Cada uno de los módulos formativos fue coordinado por un profesor que preparó un modelo, los alumnos lo estudiaban durante unos minutos y, posteriormente, respondían de manera dinámica a una serie de cuestiones acerca del manejo de la patología en las diferentes situaciones preparadas por el profesor. El ganador final, que es el que más preguntas respondió de manera correcta, fue Iñigo Sagastagoitia Fornie, residente de Medicina Interna del Hospital Clínico San Carlos.


Trayectoria marcada por su amor a la Medicina

Baltasar Orejas González nació en Lugueros (León) en febrero de 1940. Estudió el  bachillerato en Mieres y se hizo médico en la Complutense de Madrid. Desde el 4º año de carrera permaneció como alumno interno en la Cátedra de Patología General que dirigía el profesor Casas Sánchez en el recién inaugurado Hospital Clínico San Carlos de la propia Facultad de Medicina.

Tras finalizar la licenciatura, completó su formación en el mismo Servicio, donde a raíz del  convenio Universidad-Seguridad Social de 1968 disfrutó ya de un contrato fijo, primero como  médico adjunto, después como jefe de urgencias y más adelante como jefe del propio Servicio de Patología General. En paralelo, durante la segunda mitad de los sesenta y a lo largo de la década de los años setenta asumió diferentes responsabilidades docentes bien como profesor ayudante de clases prácticas, bien más adelante como profesor adjunto interino.

En 1981, pasó a formar parte como jefe del recién creado servicio de Medicina Interna IV cuya dirección asumió a mitad de los años noventa, manteniéndose en ella hasta el momento de su jubilación.

Desde 1984, fue profesor titular numerario de la Facultad de Medicina de la Complutense en cuyo Departamento de Medicina desempeñó diferentes responsabilidades a lo largo de los años.

Ejerció como maestro de numerosas y sucesivas generaciones de médicos. Fue durante mucho tiempo coordinador y responsable de la docencia de tercer año y disfrutó en todo momento de un reconocimiento unánime por parte tanto de quienes fueron sus alumnos como de sus compañeros de profesorado. También contribuyó de manera destacada a la formación de un elevado número de especialistas en Medicina Interna a través del programa MIR como responsable de una unidad docente siempre prioritaria a la hora de ser elegida una vez superado el examen MIR.

Su amor a la Medicina, ejercida con exquisita profesionalidad y desinterés, el sentido de la responsabilidad y la capacidad para la docencia han sido quizás las cualidades más destacadas de su trayectoria profesional desde el mismo momento de su incorporación como estudiante al Hospital Clínico, hasta el día su jubilación, todas ellas respaldadas por la constancia en el estudio diario, la entrega a sus pacientes y su insaciable necesidad de saber, para y por el bien de los mismos.

Falleció en agosto de 2016.
 

x