• 16:53
  • Sábado, 27 de Mayo de 2017

Más de 1.600.000 de personas sobrevivieron a un cáncer en España en el año 2016

Así lo ha asegurado el coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud, Josep Borrás

Más de 1.600.000 de personas sobrevivieron a un cáncer en España en el año 2016

Más de 1.600.000 de personas han sobrevivido a un cáncer en España en el año 2016, una cifra que se prevé siga en aumento y que va acompañada de una mejora en la calidad de vida del paciente superviviente gracias a la introducción de tratamientos de soporte que permiten controlar mejor los efectos adversos de la quimioterapia y la radioterapia, así como al desarrollo y extensión de los tratamientos conservadores de órganos.

Así lo ha asegurado el coordinador científico de la Estrategia en Cáncer del Sistema Nacional de Salud, Josep Borrás, durante su intervención en la 'Formación Supervivientes de cáncer: Aspectos psicosociales y abordaje desde la Psico-Oncología' incluida en la Plataforma Formativa de IMOncology Fundación.

Las patologías con más supervivientes son el cáncer de mama, el de vejiga urinaria, el colorrectal y el de próstata y todas ellas requieren una atención individualizada: "Es necesario tener en cuenta las necesidades de los pacientes de acuerdo con los efectos adversos de los tratamientos, las secuelas de la enfermedad y las peticiones individualizadas psicosociales requeridas por cada superviviente", ha explicado.

Por otra parte, durante el encuentro se ha analizado el impacto directo que tiene sobre la calidad de vida de los pacientes la ansiedad, el estado de ánimo, las alteraciones neurocognitivas, las consecuencias físicas y de la problemática laboral, familiar y social.

A pesar de los avances producidos en los últimos años, los supervivientes de cáncer tienen riesgo de presentar algunos efectos físicos, sociales y psicológicos a largo plazo, incluso en el caso de que se pueda entender que se ha dado una curación.

"Entre estos efectos se encuentran la fatiga, el dolor, los síntomas neurológicos persistentes; los problemas de imagen corporal, sexuales, de relaciones sociales, cognitivos, los síntomas de ansiedad y depresión, el temor a la recaída o los problemas laborales", ha asegurado el psicólogo especialista del Servicio Navarro de Salud, Juan Ignacio Arrarás.

Finalmente, este doctor ha informado de los avances de un grupo de trabajo dedicado a este campo en la Organización Europea para la Investigación y Tratamiento del Cáncer (EORTC), que ha creado un sistema de medida de calidad de vida formado por un cuestionario general, común a todos los tumores, y módulos específicos para cada tumor u otras dimensiones.

x