• 20:08
  • Domingo, 26 de Febrero de 2017

Montserrat anuncia un plan para mejorar las condiciones laborales y bajar las listas de espera

Montserrat anuncia un plan para mejorar las condiciones laborales y bajar las listas de espera

En su primera comparecencia en la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales de la Cámara Baja, la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, ha anunciado que promoverá un plan para reducir las listas de espera en el Sistema Nacional de Salud (SNS), al tiempo que también buscará mejorar las condiciones formativas y laborales de los profesionales del sistema.

Entre sus prioridades está colaborar con las comunidades autónomas para consensuar criterios homogéneos para la valoración de méritos en los procesos de movilidad, avanzar en la formación continuada, las áreas de capacitación específicas y distintas especialidades. De igual modo, también trabajará con los gobiernos autonómicos, profesionales y sindicatos para mejorar la situación de la temporalidad, y convocará al Foro Profesional para debatir "las diferencias que puedan existir entre las distintas profesiones", como en el caso de la conocida como 'prescripción' enfermera de medicamentos.

Montserrat ha resaltado que se debe asegurar la inversión necesaria para atender las necesidades de los ciudadanos y ha recordado que en esta legislatura se aprobará un nuevo sistema de financiación autonómica. "En la medida que seamos eficientes esos recursos pueden reinvertirse en nuestro sistema", ha señalado.

Integrar servicios sanitarios y sociales

Entre sus retos, la titular de Sanidad ha defendido la necesidad de implantar un nuevo modelo sociosanitario que esté "centrado en la persona" y donde "la coordinación sea un factor estratégico" para la sostenibilidad de ambos sistemas, que incluya la elaboración de un "mapa" que recoja todos los servicios existentes para que los ciudadanos puedan conocerlos "con sólo un 'clic'".

Mejoras en el copago

Asimismo, ha avanzado en el Congreso que está dispuesta a estudiar mejoras en el sistema de copago de medicamentos que el Gobierno de Mariano Rajoy modificó en 2012 con la reforma sanitaria que impulsó la entonces ministra Ana Mato.

En concreto, ha reconocido que podría modificar el tramo de renta que va de 18.000 a 100.000 euros anuales, por el que los ciudadanos deben pagar un 50 por ciento de lo que le cuestan los medicamentos financiados que adquieren en las farmacias.

"En España siempre ha habido copago farmacéutico, no se lo ha inventado Rajoy", según Montserrat, que ha defendido que la reforma sanitaria de 2012 hizo que el sistema fuera "más solidario, justo y proporcional".

Medidas de la oposición

Los principales grupos parlamentarios de la oposición en el Congreso han reclamado a la ministra de Sanidad un mayor compromiso para garantizar que el Sistema Nacional de Salud (SNS) dispone de la financiación que necesita y algunos como PSOE o Unidos-Podemos que derogue algunas de las medidas puestas en marcha en la anterior legislatura, como la reforma sanitaria y el sistema de copago de medicamentos puestos en marcha en 2012 o la llamada 'prescripción' enfermera.

"Casi un millón de extranjeros que vive y, muchos de ellos, trabajan en España, han dejado de tener acceso a la sanidad, trocearon la cartera de servicios y pusieron un copago que hizo que muchos pensionistas tengan que decidir entre comparar pan y comprar medicamentos", ha criticado Jesús María Fernández, el portavoz socialista de Sanidad.

Por su parte, la portavoz de Unidos Podemos, Marta Sibina, ha reconocido que no se cree "ni la mitad" de los compromisos anunciados por la ministra durante la comparecencia, alegando un "problema de fondo" después de que el PP "haya mentido tanto", y le pide "gestos" que faciliten el diálogo como la derogación de la reforma de 2012 o dar "marcha atrás" a la 'prescripción' enfermera.

Por último, el portavoz de Ciudadanos (C's), Francisco Igea, le ha reclamado a Montserrat que se crea que es la ministra de Sanidad y tome medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema pese a que, según admite, luego son las comunidades autónomas las que deciden "si lo invierten en sanidad o en embajadas".

x