• 01:04
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

La OPE de Cantabria, con 280 plazas, decepciona a las centrales que piden “acabar con la alta tasa de interinidad”

La Oferta, según el Ejecutivo, cubrirá el cien por cien de la tasa de reposición. El 63% de los puestos, 176, son para facultativos de 21 especialidades

 

La OPE de Cantabria, con 280 plazas, decepciona a las centrales que piden “acabar con la alta tasa de interinidad”

La oferta pública de empleo (OPE) de Sanidad para 2016 presentada por el Gobierno de Cantabria, que según fuentes gubernamentales supone cubrir el cien por cien de la tasa de reposición, ha decepcionado a todos los sindicatos con representación en la mesa sectorial del Servicio Cántabro de Salud (SCS), que consideran que la Sanidad cántabra precisa de una OPE “excepcional” para poner fin a la alta tasa de interinidad que aqueja al SCS.

La OPE presentada en la última reunión con las centrales consta de 280 plazas, de las que 176 serán para médicos de 21 especialidades que podrán optar a un puesto en propiedad. El resto, 104 vacantes, se distribuirán entre enfermería y 24 de personal no sanitario.

La propuesta administrativa, la más numerosa de los últimos diez años, ha unido a los representantes sindicales en sus críticas a los responsables sanitarios, ya que consideran que las plazas que salen a concurso “son del todo insuficientes”. Y es que como han reconocido desde el propio Servicio de Salud, la alta tasa de interinos –que se ha incrementado desde que el Real Decreto de 2012 limitara la reposición de las bajas por jubilación, y la tasa de recambio en las bolsas de contratación– han sido los factores que han determinado las oposiciones en Sanidad.

Desde el departamento de Recursos Humanos del SCS sostienen que la finalidad de la convocatoria obedece a la necesidad de cubrir la demanda asistencial y que el documento que negociarán con las centrales se ajusta al límite legal permitido, “el cien por cien de las jubilaciones del año anterior, pero ni una plaza más”, adelantan.

En esta línea los sindicatos, según han adelantado a EL MÉDICO, van a demandar a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, que “presione para que el Ministerio de Hacienda elimine ese tope”, posición, que por otro lado, reivindicó ya la responsable sanitaria en el Consejo Interterritorial.

Lejos de las expectativas de los profesionales

Actualmente en la plantilla del SCS trabajan 2.500 profesionales interinos. Por ello, los portavoces sindicales consideran que esta OPE no cumple “ni de lejos” con las expectativas profesionales. Por esto desde UGT subrayan que su intención es la de trabajar al unísono con la Consejería con el objetivo último de “convencer al Gobierno de Madrid de la necesidad de eliminar la tasa de reposición en Sanidad”, por ser un servicio donde el personal que asiste a los usuarios, altamente cualificados, “no puede ser escaso, ni tampoco trabajar en precario”.

En este mismo sentido se manifiestan desde el sindicato CSIF quien se marca como objetivo comprometer a la Administración sanitaria para que la próxima OPE (2017), en la que la consejera ha reconocido ya se está trabajando, pueda rebajar la “espectacular cifra de interinos del SCS, algunos de los cuales llevan hasta 20 años sin poder consolidar su plaza”.

Para las dos organizaciones sindicales el SCS precisa de una convocatoria “en condiciones”. “Es una necesidad imperiosa”, sentencian. Consideran que el único modo de frenar que los facultativos cántabros “vayan a examinarse a otras comunidades limítrofes, como está sucediendo, porque esto no hace más que aumentar el terrible déficit de profesionales que ya tenemos”, censuran con vehemencia. Y es que han transcurrido casi diez años desde la última OPE de médicos especialistas, “demasiado tiempo sin tener la posibilidad de lograr la estabilidad de un puesto fijo”, recalcan.

No solo los facultativos han mostrado su decepción por la convocatoria de la Consejería de Salud, el personal de enfermería también piensa que la OPE “es raquítica”. Y aunque indican que no van a despreciar ni una sola plaza creen que 80 plazas (más las 40 pendientes de la OPE de 2015) son muy pocas, sobre todo cuando el SCS tiene 700 vacantes de enfermería, denuncian desde Satse.

En la mesa sectorial se estudió asimismo los términos en que se llevará a cabo el concurso de traslado que antecederá a estas oposiciones. De entrada, se ofertarán 1.127 plazas, el 60 por ciento de las vacantes, aunque las centrales aunarán esfuerzos por incrementar ese porcentaje.

6 millones más en contrataciones de personal

Por otro lado, el Ejecutivo cántabro que ha cerrado su presupuesto para 2017 y que asciende a 2.261 millones de euros, aumentará de forma considerable su inversión de Sanidad, principalmente destinado al área de personal con 6 millones de euros más que el ejercicio pasado. Esto permitirá, según fuentes sanitarias, hacer frente a las bajas y las plazas vacantes de los profesionales ya que los departamentos sociales del Gobierno de Cantabria se llevarán 3 de cada 10 euros del erario público.

x