• 19:12
  • Viernes, 22 de Septiembre de 2017

La oposición, excepto Ciudadanos, firma un Pacto por un SNS público y universal

A propuesta de más de 70 organizaciones civiles

La oposición, excepto Ciudadanos, firma un Pacto por un SNS público y universal

La mayoría de formaciones políticas de la oposición han firmado este martes en el Congreso de los Diputados el “Pacto político y social por un Sistema Nacional de Salud público y universal” con el compromiso de adoptar lo antes posible las medidas legislativas necesarias para garantizar un Sistema Nacional de Salud solidario y de calidad que vuelva a convertirse en un pilar del Estado social de derecho.

El acuerdo ha sido suscrito a propuesta de más de 70 organizaciones de la sociedad civil -entre ellas las principales organizaciones profesionales sanitarias-, lideradas por la Red de Denuncia y Resistencia al RDL16/2012 (REDER). Los doce partidos firmantes han sido PSOE, Podemos, En Comú Podem, En Marea, Izquierda Unida, PNV, Compromís, ERC, PDCAT, Nueva Canarias, EH-Bildu y Coalición Canaria, y en el acto han estado presentes representantes de diferentes organizaciones profesionales sanitarias, sociales, sindicales y políticas. En la firma no ha participado Ciudadanos, “a pesar de los repetidos intentos mantenidos para lograr un acuerdo”, según ha reconocido José Félix Hoyo, presidente de Médicos del Mundo, y representante de las organizaciones firmantes, quien tras el acto ha hecho público un comunicado.

Entre los puntos acordados por los firmantes está promover las reformas legales necesarias para universalizar la sanidad y blindar el SNS como pilar básico del Estado Social, en el que se reconozca el acceso universal a la salud como un derecho de todas las personas que vivan en España independientemente de su situación administrativa, blindar el SNS financiado a través de impuestos, y garantizar la asignación presupuestaria suficiente, recapitalizando el SNS hasta garantizar la calidad, eficiencia y universalidad del mismo.

Tras la firma del Pacto se pretende, en palabras de José Félix Hoyo, la elaboración de una proposición de ley que pueda revertir la situación actual. “Nuestro objetivo sería que antes de final de año pudiéramos tener esa proposición de ley. Este Pacto político es un punto muy importante pero evidentemente esto debe ser seguido de una proposición de ley que sea capaz de revertir esta situación y volver a aquella en la que la gran mayoría de la sociedad civil se sentía orgullosa”.

Otro de los firmantes, Jesús Mª Fernández, portavoz socialista de Sanidad en el Congreso, ha destacado la necesidad de “renovar el compromiso social y político, 5 años después de la aprobación del RDL 16/2012 por el que tenemos una sanidad que dejó de ser universal”. A su juicio, ese Real Decreto “no tiene una justificación sanitaria. Fue impuesto por el PP, que no permitió que se discutiera en el Parlamento”. Fernández ha recordado que el Grupo Socialista ya presentó una Proposición de Ley al inicio de la Legislatura para devolver la sanidad universal a todas la personas que viven en España, que está vetada por el Gobierno. “Desde el PSOE vamos a trabajar por conseguir la mayoría parlamentaria suficiente para levantar el veto del Gobierno a nuestra iniciativa legislativa y seguir exigiendo que retire los recursos que tiene presentados el Ministerio de Sanidad contra las CC. AA. gobernadas por el PSOE y alguna otra más que han mantenido la asistencia sanitaria para todas las personas”.

La entrada en vigor del Real Decreto-Ley 16/2012 el 1 de septiembre de 2012 supuso el inicio de la reforma sanitaria del Gobierno. Una medida que, en opinión de los ahora firmantes y según reza el comunicado hecho público, además de ser contraria a las obligaciones internacionales de nuestro país en materia de Derechos Humanos, contradice los principios más básicos del sistema sanitario de un Estado Social. Durante estos cinco años, la reforma ha supuesto, entre otros aspectos, profundos recortes en la inversión pública de salud, el incremento de los copagos o la exclusión sanitaria de diferentes colectivos –873.000 tarjetas sanitarias fueron retiradas según el Ejecutivo-. “Todas estas políticas han contribuido a un notable empeoramiento de la situación sanitaria y de la satisfacción de la sociedad, con incremento de los tiempos de espera y el deterioro de las condiciones laborales de los profesionales del sector”, recoge el comunicado.

Firmantes

Junto a las fuerzas políticas firmantes, el “Pacto político y social por un sistema nacional de salud público y universal” ha sido suscrito por las principales organizaciones profesionales sanitarias, como las Sociedad Españolas de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), la de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), la de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) o la Asociación de Enfermería Comunitaria, entre otras. También lo han ratificado los principales sindicatos (CCOO, UGT y USO).

Además, están representadas la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y plataformas autonómicas por la sanidad universal, como PASUCAT en el ámbito de Cataluña y ODUSALUD en la Comunidad Valenciana. Entre las ONG de derechos humanos más destacadas han firmado el acuerdo Médicos del Mundo, Amnistía Internacional, Oxfam-Intermón, Red Acoge, CEAR y SOS Racismo, y por parte de las organizaciones de personas migrantes -uno de los colectivos más afectados por la reforma sanitaria- figura la asociación ARI-PERÚ.

La Red de Denuncia y Resistencia al RDL16/2012 (REDER), que lidera a más de 70 organizaciones civiles, fue creada para denunciar la reforma sanitaria acometida hace cinco años por el Partido Popular.

x