• 07:02
  • Jueves, 24 de Agosto de 2017

Osakidetza desmiente a los sindicatos y rebaja la tasa de temporalidad de la plantilla al 20%

María Jesús Múgica, directora general del Servicio Vasco de Salud, adelanta que el SVS convocará una OPE de 2.500 plazas antes de fin de año y otra más en 2019

Osakidetza desmiente a los sindicatos y rebaja la tasa de temporalidad de la plantilla al 20%

La directora general del Servicio Vasco de Salud (SVS)-Osakidetza, María Jesús Múgica, en el cargo desde el pasado mes de diciembre, sostiene que su reto para los próximos cuatro años es continuar trabajando para garantizar la sostenibilidad de la Sanidad vasca. Para ello le gustaría llegar a amplios acuerdos con las centrales con representación en la mesa sectorial de Osakidetza.

Múgica, con una dilatada experiencia en el departamento de Sanidad, ya fue directora de Recursos Humanos con el consejero Gabriel Inclán, en unos momentos en los que también tuvo que hacer frente a las reivindicaciones de los sindicatos que finalizaron un una huelga general.

Entre los objetivos que se fija en esta nueva etapa en Osakidetza está mantener una asistencia de calidad y con seguridad para los pacientes y los profesionales, así como trabajar en la promoción de la salud y poner el foco de atención en la vejez, los enfermos crónicos y los dependientes. Considera que todos estos fines que se ha marcado se podrán llevar a cabo con la colaboración de los profesionales sanitarios para los que en esta legislatura desde el SVS pretender ofrecer una mayor estabilidad a la plantilla y mejorar la calidad del empleo.

Múgica justifica los 8.000 empleos temporales en el SVS por ser Osakidetza una organización grande que funciona las 24 horas del día los 365 días del año. Por lo que, tal y como reseña, hay que cubrir tanto vacaciones como bajas, permisos, licencias, reducción de jornadas e incluso sustituciones de sustitutos.

La temporalidad en la plantilla es uno de los caballos de batalla de las centrales quienes denuncian que eventualidad afecta al 40 por ciento de la plantilla, una cifra que desmiente María Jesús Múgica, quien la sitúa en el 20 por ciento de la plantilla estructural.

Para dar estabilidad a ese 20 por cientode la plantilla, Osakidetza contará con los más de 1.000 empleos de la oferta pública de empleo (OPE) 2015-2015, que aún se halla en fase de solución.  Por otro lado, para finales de este mismo año 2017 se llevarán a cabo los exámenes para estabilizar otros 2.500 empleos: 1.200 de la OPE aprobada en 2016 y otros 1.300 de la oferta que van a autorizar antes del verano.

Eliminar las tasas de reposición

Del mismo modo, entre los planes de la Dirección de Osakidetza se encuentra la convocatoria de otra OPE en 2019. Aunque todavía no saben de cuántas plazas, desde el ente vasco reivindican ante el Gobierno de Mariano Rajoy que desaparezca a tasa de reposición que les permitirá ofertar la mayoría de las vacantes, porque son conscientes de que mientras exista se tendrán que ajustar a ella.

Reconoce María Jesús Múgica que desde el SVS están apostando por los contratos de interinidad. De hecho, en marzo ha habido 200 de este tipo en Atención Primaria (AP). Es precisamente la temporalidad uno de los puntos que más conflictividad está generando entre las centrales y el Ente sanitario, que llevan más de una década sin lograr acuerdos con los sindicatos.

En opinión de Múgica, la dirección de Osakidetza ha puesto una oferta seria, con contenidos sobre la mesa, dando así el primer paso, por lo que confían en llegar a próximos consensos con los representantes de los trabajadores.

Sobre las listas de espera que generan inquietud entre la ciudadanía, asegura que en Osakidetza solo esperan los pacientes que pueden hacerlo. “Cuando hay una dolencia grave, de cirugía cardíaca o de cáncer, no hay demora. Este es un sistema público, universal que atiende a todo el mundo”, remacha.

Riesgo compartido o el pago por resultados

Aunque el gasto sanitario siga creciendo, desde el SVS no se plantean eliminar servicio alguno. Con un presupuesto de 2.644 millones de euros, un 4 por ciento de incremento con respecto al año anterior, la política sanitaria del Gobierno Urkullu  es evidente. Continuar incrementando el gasto en salud, incluso en épocas de crisis económica.

La directora de Osakidetza es consciente también de la dificultad de financiar los medicamentos cada vez más innovadores y más caros. Medicamentos que suponen el 22 por ciento del gasto de Osakidetza. Para no poner en riesgo la sostenibilidad del Sistema se evaluarán los  nuevos fármacos con el máximo rigor y con fórmulas como el riesgo compartido el pago por resultados.

En este sentido, Múgica recalca que como se ha venido haciendo en los 34 años de andadura de Osakidetza, los nuevos tratamientos del cáncer seguirán llegando a todos los pacientes que lo precisen, “prestando la mejor atención posible”, insiste en señalar.

x