• 12:33
  • Viernes, 09 de Diciembre de 2016

El Sindicato Médico Andaluz considera “una burla” la vuelta a las 35 horas semanales

El SMA recuerda que, cuando el 2 de junio la Junta de Andalucía firmaba un acuerdo con UGT, CC.OO y CSIF ya denunció "una clara discriminación a los trabajadores sanitarios"

El Sindicato Médico Andaluz considera “una burla” la vuelta a las 35 horas semanales

El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha dado luz verde a la recuperación, por parte de los funcionarios de la Junta de Andalucía, de la jornada laboral de 35 horas semanales; que volverá a implantarte a partir del 16 de enero de 2017. "Ahora, una vez más, la Junta nos discrimina", denuncia el Sindicato Médico Andaluz (SMA), que apunta que "la Junta anuncia esta medida a la Administración General sin ningún tipo de condiciones, pero matiza que para Educación y Sanidad esta restitución de la jornada estará sujeta a una negociación en la que habrán de tenerse en cuenta factores de flexibilidad en función de los turnos".

El Sindicato Médico recuerda que, cuando el 2 de junio la Junta de Andalucía firmaba un acuerdo con UGT, CC.OO y CSIF, "a la vez que se negaba a tratar el tema de la jornada laboral en la Mesa Sectorial de Sanidad, ya denunciamos lo que considerábamos una clara discriminación a los trabajadores sanitarios porque el acuerdo suscrito no aseguraba que aspectos como la vuelta a las 35 horas semanales pudieran ser de aplicación a este colectivo".

Para los facultativos, esta medida "no es más que un golpe de efecto, con una clara intencionalidad política y de dudosa viabilidad". "No se puede olvidar que una medida similar a esta fue tomada por el Gobierno de Castilla-La Mancha y anulada por el Tribunal Constitucional hace pocas semanas". Y que, "en caso de prosperar, supondría una nueva ‘burla’ a los facultativos andaluces que serían, otra vez, discriminados con respecto a los empleados de la Administración General", señalan.

Según el sindicato profesional, "ya cuando hubo que aumentar la jornada semanal, la aplicación de este aumento fue claramente desigual entre los distintos colectivos, lesionando gravemente al sanitario, tanto en los aspectos horarios, como retributivos". Y añade que, "por un lado, se impidió el aumento de media hora al día como ocurría con el resto de empleados y, por otro, este teórico aumento de jornada se convirtió en una maniobra para sustraer de la nómina de los facultativos el equivalente a 10 horas mensuales de jornada complementaria".

En este sentido, el Sindicato Médico exige a la Administración General que "cese de inmediato la aplicación lesiva e interesada que viene haciendo de la jornada de 37,5 horas para el personal facultativo". Y que, "cuando se realice la vuelta a las 35 horas semanales, se haga de forma simultánea y sin condiciones especiales para todos los colectivos".

x