• 01:51
  • Sábado, 25 de Febrero de 2017

El TC rechaza el recurso del Gobierno contra la subasta de medicamentos en Andalucía

La sentencia del Alto Tribunal llega por unanimidad y establece que la selección pública de medicamentos realizada en la comunidad autónoma no invade competencias del Estado

El TC rechaza el recurso del Gobierno contra la subasta de medicamentos en Andalucía

El consejero andaluz de Salud, Aquilino Alonso, ha anunciado que el Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha acordado por unanimidad rechazar el recurso presentado por el Consejo de Ministros contra el artículo uno del Decreto Ley aprobado por la Junta de Andalucía en diciembre de 2011 con medidas urgentes sobre prestación farmacéutica del sistema sanitario público que regulaban en la práctica la selección pública de medicamentos en la comunidad autónoma.

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento andaluz, Alonso ha expresado la "gran satisfacción" que para la Junta supone esta resolución del TC, que aún no ha sido notificada de forma oficial a la Administración autonómica, pero que "lo que hace es avalar lo que desde el principio manteníamos acerca de que la selección pública de medicamentos era constitucional y no invadía en ningún caso competencias del Estado".

En ese sentido, cabe recordar que el recurso presentado por el Gobierno central consideraba que la regulación andaluza vulneraba las competencias estatales en materia de legislación farmacéutica al establecer normas reguladoras de la prescripción de medicamentos careciendo de competencia para ello, así como en materia de sanidad al modificar la cartera de servicios establecida con carácter básico por el Estado.

Según el Ejecutivo central, el nuevo régimen legal y la resolución andaluza establecían un mecanismo de formación de precios y de selección de los medicamentos a dispensar por las farmacias no previsto en la normativa estatal, con la consecuencia inevitable, además, a partir de esa premisa, de reducir la oferta establecida con carácter básico de las prestaciones garantizadas en Andalucía respecto a las garantizadas por su inclusión en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.

Meses después de la admisión a trámite del recurso de inconstitucionalidad planteado por el Gobierno de la Nación, el TC decidió en julio levantar la suspensión cautelar contra el decreto ley de la Junta que regulaba la subasta pública de medicamentos en Andalucía. La Junta realizó la convocatoria de la primera selección pública de medicamentos en febrero de 2012.

En total, el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha convocado diez procesos de selección pública de medicamentos a dispensar por las oficinas de farmacia de la comunidad. La última apareció publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 7 de noviembre para 194 principios activos diferentes.

Más de 400 millones de ahorro

Desde su implantación en junio de 2012 hasta la fecha, se ha producido, gracias a las diez convocatorias de selección pública de medicamentos, un ahorro acumulado de alrededor de 413 millones de euros, según ha informado la Junta. El consejero ha subrayado que la Administración andaluza ha sufrido "múltiples ataques" no sólo por parte del Gobierno central, que recurrió al TC, sino "ataques políticos" procedentes del PP que planteaban que lo que estaba haciendo la Junta era "contrario a la Constitución".

Ahora, en cambio, el TC "viene a avalar que lo que dijimos en un principio es una realidad", de modo que "lo que hacíamos es plenamente constitucional y lo que hace es favorecer a los ciudadanos andaluces porque lo que dejamos de gastar con la selección pública de medicamentos lo podíamos emplear en asistencia sanitaria", ha incidido el titular de Salud.

En ese sentido, han sido "algo más de 413 millones lo que hemos dejado de gastar", y "este año aproximadamente estaremos en torno a 150 millones de euros lo que nos ahorramos". "Para que nos hagamos una idea, construir un hospital de alta resolución supone 25 millones de euros aproximadamente, por lo que esa cifra daría para seis hospitales de alta resolución", ha explicado el consejero.

Aquilino Alonso ha subrayado además que las noticias que le llegan indican que el TC se ha pronunciado por unanimidad, lo que constituye "un aval importante a una política de uso racional de medicamentos" como la que desarrolla la Junta. Y que los fármacos que participan en estas selecciones y finalmente se le facilitan a los ciudadanos están "avalados y autorizados por la Agencia Española del Medicamento", que depende del Ministerio de Sanidad, y ha recalcado que a los farmacéuticos no les supone "ninguna pérdida en sus ingresos" estas subastas, porque finalmente ellos "reciben la misma cantidad de dinero" y "son las empresas farmacéuticas que participan en la selección las que abonan la diferencia entre el precio de venta al público y el precio que se ha obtenido en la subasta".

En ese sentido, ha indicado que "una de las primeras llamadas" que ha recibido tras conocer la decisión del TC ha sido del presidente del Consejo Andaluz de Farmacéuticos "para decirme que estaríamos de enhorabuena porque lo hemos conseguido", y al que el consejero ha aprovechado para subrayarle su deseo de "seguir colaborando para que la farmacia andaluza siga siendo de gran calidad" como lo es ahora.

Espera que el Gobierno “rectifique”

Así las cosas, Alonso ha subrayado que tras esta decisión del TC ahora espera que "el Gobierno de la nación rectifique y reconozca que lo que Andalucía ha hecho es perfectamente legal y ajustado a la Constitución". "Es lo mínimo que debe hacer", ha enfatizado.

Preguntado por la posibilidad de que, al hilo de este fallo del Tribunal Constitucional, otras comunidades autónomas pudieran decantarse por este procedimiento, Alonso ha insistido en señalar el "ahorro importante" que genera sin mermar la calidad del servicio prestado a los ciudadanos, y ha recordado que países del entorno de España como Alemania aplican "políticas como estas de selección pública de medicamentos".

El consejero ha querido agradecer el "trabajo de todos los profesionales del servicio sanitario público andaluz" realizado acerca de este procedimiento que ahora recibe el aval del TC, así como la labor de sus dos inmediatas antecesoras al frente de la Consejería de Salud -María Jesús Montero y María José Sánchez Rubio-, que continúan con otras carteras en el actual Gobierno andaluz y con quienes ha podido ya comentar esta resolución, con la que se han mostrado "muy contentas", según ha explicado.

Paralelamente, en un comunicado la Consejería de Salud ha incidido en que "el Gobierno de España ha puesto todos los obstáculos posibles a esta medida de eficiencia desde su implantación, llevándola ante el TC en dos ocasiones" y habiendo presentado "más de 50 procedimientos judiciales por la vía constitucional y contencioso-administrativa contra esta medida de eficiencia de la Consejería de Salud, sin haber conseguido paralizarla".

Apunta que, "de manera incoherente, el mismo Gobierno central ha querido implantar un mecanismo similar a la selección pública de medicamentos de la comunidad autónoma andaluza que, bajo la denominación 'Sistema de Precios Seleccionados', perseguía los mismos objetivos de eficiencia".

"La selección pública de medicamentos de Andalucía se desarrolla en el marco de la Ley de Farmacia de Andalucía y cumple con la Ley estatal de garantías y uso racional de medicamentos. Asimismo, se rige por las leyes del comercio. Permite dispensar en las farmacias los medicamentos prescritos libremente por los facultativos y autorizados por la Agencia Española de Medicamentos", abunda la Consejería para aclarar que esta estrategia permite que los usuarios tengan acceso siempre al mismo medicamento, con el mismo envase y la misma presentación, lo que facilita su identificación y, por tanto, la adhesión al tratamiento".

x