• 10:47
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

El tejido adiposo marrón secreta factores que activan el metabolismo de grasas y carbohidratos

Expertos de la Universidad de Barcelona y del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición analizan la función endocrina del tejido adiposo marrón en un artículo publicado en 'Nature Reviews Endocrinology'

El tejido adiposo marrón secreta factores que activan el metabolismo de grasas y carbohidratos

El tejido adiposo marrón -principal órgano generador de calor en el cuerpo- es también un órgano endocrino que secreta factores señalizadores que activan el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, según una investigación realizada por expertos de la Universidad de Barcelona y del CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición, publicada en la revista Nature Reviews Endocrinology.

"Tradicionalmente, el tejido adiposo marrón se contemplaba solo desde la visión de un órgano para quemar calorías, pero hemos constatado que su papel biológico también es endocrino", señala Francesc Villarroya, miembro del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB).

Según los expertos, cuando hay una activación del TAM y se produce una alta oxidación de productos metabólicos para generar calor, este órgano también enviaría una serie de señales bioquímicas a todo el organismo para activar el metabolismo oxidativo global.

El reto principal de los investigadores es identificar cuáles son estos factores liberado -denominados batoquinas-, además de conocer cómo actúan sus órganos diana.

"En el caso de la fisiología humana es esencial detallar si todas las batoquinas que se están identificando en modelos animales están también presentes en el TAM humano y se comportan de la misma forma. En un futuro, estas batoquinas se podrían considerar como candidatos muy potentes en el diseño de nuevos fármacos para tratar estas enfermedades. En el caso de los pacientes obesos con poca cantidad de TAM activo —y probablemente, menor liberación de batoquinas—, una primera estrategia terapéutica podría ser administrarles estas moléculas como fármacos", señala Villarroya.

Sin embargo, trasladar esta investigación básica al ámbito clínico es un reto complicado, entre otras razones por la difícil disponibilidad de muestras obtenidas mediante biopsias en humanos. Por este motivo, entre otras estrategias, el equipo de Villarroya está desarrollando modelos celulares in vitro de adipocitos marrones humanos en cultivo que permitan validar en la fisiología humana los resultados obtenidos hasta ahora en los ratones.

x