• 14:21
  • Domingo, 25 de Junio de 2017

El Colegio de Médicos de Barcelona pide el desarrollo de la Estrategia Nacional de Primaria

El Colegio de Médicos de Barcelona pide el desarrollo de la Estrategia Nacional de Primaria

El Colegio de Médicos de Barcelona ha considerado una "buena noticia" la nueva Estrategia Nacional de Atención Primaria y Salud Comunitaria (ENAPISC), anunciada por la Consejería de Salud de la Generalitat en mayo, pero ha reclamado concreción en el calendario de implantación de las medidas y ha preguntado sobre la disponibilidad presupuestaria. Según la corporación barcelonesa, la Primaria “está en crisis” desde hace años por el recorte de más de un 20 % de su presupuesto durante la recesión, la pérdida de capacidad de decisión de los profesionales, y la falta de un proyecto que motive e ilusione al personal sanitario.

"Pese a tener unos resultados en salud que nos sitúan al frente de los países más avanzados y disponer de un sistema de formación especializada, hemos llegado a una situación insostenible", ha alertado el Colegio, que también ha lamentado el impacto sobre los salarios y la pérdida de profesionales, que provoca más precariedad laboral.

El Colegio que preside Jaume Padrós también ha criticado “la desconfianza creciente entre los profesionales y la Administración" que se ha producido en los últimos años por la enorme distancia entre el discurso político y la realidad de la asignación de recursos, y ha reclamado aumentar significativamente la aportación y el gasto en Primaria, así como impulsar reformas estructurales en profundidad y urgentes.

El COMB también habla de “punto crítico” respecto a la situación de los ambulatorios, que se manifiesta con el malestar que expresan los profesionales que trabajan en los centros, razón por la que el Colegio ha impulsado un trabajo participativo con más de 150 médicos referentes en Atención Primaria que plasman propuestas en este documento.

Propuestas de los médicos

El Colegio de Barcelona considera que la Estrategia Nacional es una "oportunidad" para generar los cambios que la Atención Primaria y los profesionales reclaman, y ha sostenido que debe crear credibilidad para superar el desencanto actual, por lo que aboga por aplicar medidas que no impliquen gasto y que reflejen una verdadera voluntad de cambio.

Proponen que los equipos de Atención Primaria (EAP) no dependan de los cargos de gestión vinculados a los hospitales, y suprimir las unidades de gestión de Atención Primaria (Ugap) que agrupan la gestión de dos o tres Eap y que producen "distanciamiento" entre el órgano de gestión y el día a día de los centros.

Precariedad laboral

Además, piden erradicar la precariedad laboral de los nuevos contratos; apostar por modelos organizativos que permitan asumir riesgos y la promoción profesional; homogeneizar las condiciones de contratación de los equipos por parte del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), y adecuar la cartera de servicios de la atención primaria al presupuesto, porque “las prestaciones no pueden aumentar mientras el presupuesto disminuye”.

También ponen sobre la mesa que “la autonomía profesional empieza por la gestión de las propias agendas de los profesionales, que deben asumir el compromiso de atender a sus pacientes con calidad y dedicando el tiempo necesario, además de garantizar accesibilidad; retirar el visado para las recetas de productos ya prescritos; la elección de los directores de los EAP por parte de los profesionales, y dar a los EAP capacidad de compra de Atención Secundaria y de pruebas complementarias para ser una "verdadera puerta de entrada al sistema sanitario".

x