• 21:44
  • Viernes, 26 de Mayo de 2017

La adherencia debe incluirse en los planes de atención integral al paciente

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento presenta el primer estudio nacional en patologías crónicas

La adherencia debe incluirse en los planes de atención integral al paciente

El Observatorio de la Adherencia al Tratamiento (OAT) ha presentado su ‘Estudio Nacional de la Adherencia al Tratamiento en Patologías Crónicas’, en una jornada celebrada en la Real Academia Nacional de Medicina (RANM). En su intervención, Pilar de Lucas, miembro del Comité Científico del Observatorio, ha señalado que “una vez que ya se conocen los datos de la adherencia, hay que elaborar planes de actuación”. “Es necesario incorporar la adherencia a los planes de atención integral al paciente. Tenemos que conocer el cumplimiento del tratamiento de cada uno, algo posible gracias a las ayudas electrónicas, y debemos tomar las medidas específicas para solventar los problemas”.

En la presentación también ha intervenido Joaquín Poch, presidente de la RANM, y la jornada ha sido clausurada por Agustín Rivero, exdirector general de Farmacia del Ministerio de Sanidad.

Por su parte, José Manuel Ribera, presidente del Comité Científico del OAT y catedrático de Geriatría de la Universidad Complutense de Madrid, ha explicado que se trata de un estudio observacional multicéntrico, por medio de una encuesta autoadministrada elaborada por el comité científico. Se han hecho 6.150 encuestas, con una distribución realizada en función del número de habitantes en cada CCAA.

Paciente indisciplinado

La falta de adherencia es un problema de Salud Pública, como lo ha definido la Organización Mundial de la Salud y como ha recordado Jesús Díaz, director general del OAT. Respecto a los resultados de la encuesta, destaca que los pacientes que menos cumplen el tratamiento (una tasa inferior al 19%) tienen una posibilidad superior de ingreso hospitalario (40%), mientras que aquellos que tienen una mayor adherencia se ha demostrado que sufren menos hospitalización.

Según Vicente Gil, vocal del Observatorio, otras consecuencias del incumplimiento terapéutico son el aumento del número de consultas por falta de control, lo que supone la hiperfrecuentación ineficaz; el aumento de gastos por pruebas innecesarias, la atención en Urgencias y reingresos hospitalarios; los eventos cardiovasculares; la desconfianza con los profesionales sanitarios; la disfunción familiar y los efectos secundarios si no se descarta el incumplimiento y se intensifica el tratamiento. “Un factor clave para mejorar la adherencia es el trabajo en equipo de médicos, profesionales de Enfermería y farmacéuticos”, ha destacado.

El papel del farmacéutico en la adherencia ha sido analizado por Luis de Palacio, secretario general de la Federación Española de Farmacias (FEFE). “Es un facilitador más, y forma parte del equipo encargado del seguimiento de la adherencia al tratamiento. Labor de coordinación y colaboración con el médico en el tratamiento. Promoción de la salud del paciente y de su autocuidado. A su favor, las farmacias cuentan con la accesibilidad para los pacientes.

Igualdad por sexos

Carmen Valdés, médico de Atención Primaria y miembro del Comité Científico del OAT, ha señalado que la adherencia prácticamente no difiere entre hombres y mujeres. El nivel de adherencia segmentado por edad indica que los jóvenes son los menos disciplinados. Por nivel económico, se ha visto que en las rentas más bajas la adherencia es superior a las más altas. Asimismo, los pacientes fumadores y aquellos que practican poca o ninguna actividad física tienen un menor nivel de adherencia. La presencia de un cuidador también aumenta el nivel de cumplimiento terapéutico.

El 63,81 por ciento de los usuarios retira de la farmacia todos los medicamentos prescritos. Los motivos por los que a veces no los retira son económicos (12 por ciento), mientras que cerca de un 70 por ciento alega que todavía tiene medicinas en casa, lo que supone un alto porcentaje de incumplimiento, han destacado los expertos.

Los pacientes mayores aseguran que tienen información suficiente, mientras que los jóvenes reclaman más datos, y precisamente son quienes tienen un alto nivel de no adherencia, “algo en lo que se debe trabajar para evitar la cronicidad”, ha dicho Carmen Valdés.

Más información y más Enfermería

Pilar de Lucas también ha analizado las principales conclusiones de la encuesta en relación con la diabetes, y ha recalcado que la baja adherencia al tratamiento en estos pacientes es cercana al 50 por ciento. Además, esa tasa es peor en personas mayores, en aquellas que viven solas y en las que presentan peores hábitos de salud. Una cuestión que se repite en toda la encuesta, y que también se refleja entre la población con diabetes, es que “los factores económicos no parecen determinantes fundamentales en la adherencia”. También existe una fuerte demanda de mayor información, y se considera fundamental potenciar las consultas de Enfermería en todos los niveles asistenciales.

x