• 10:46
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

La cooperación público-privada, imprescindible para desahogar la demanda asistencial

Se ha puesto de manifiesto en el encuentro con medios de comunicación “Sanidad privada: presente y futuro” que el IDIS ha organizado en Madrid

La cooperación público-privada, imprescindible para desahogar la demanda asistencial

El envejecimiento de la población, el aumento de los movimientos migratorios, la innovación constante en diagnóstico y terapéutica y el incremento de la cronicidad suponen una mayor demanda de servicios asistenciales, lo que implica problemas de acceso, equidad, cohesión y financiación que es necesario atajar a través de modelos de colaboración público-privada, adaptación de las  infraestructuras a la realidad social, corresponsabilidad del ciudadano en la gestión de su propia salud, incorporación de las TIC, nuevos modelos de interoperabilidad o incorporación de la innovación basada en la evidencia científica disponible, señalan desde la Fundación IDIS.

Los estudios económicos pronostican que dentro de unos años el gasto sanitario necesario para dar cobertura universal en condiciones de equidad será el doble que en la actualidad. En España el gasto sanitario “per cápita” y en relación al PIB se encuentra por debajo de la media de los países de la OCDE y en términos de reparto “en el quinquenio 2010-2014 la participación del gasto público en el total del gasto sanitario bajó 5,2 puntos porcentuales ya que pasó de un 75,1 a un 69,8 por ciento en 2014”. Por el contrario la participación del gasto privado en el total del gasto sanitario ha pasado del 24,9 al 30,2 por ciento en el mismo periodo de tiempo.

En este contexto y con los retos que nuestro sistema sanitario tiene y que el futuro plantea, “es necesario acometer reformas estructurales inspiradas en la eficiencia, en la calidad asistencial y en la consecución de los mejores resultados de salud posibles teniendo como objetivo la satisfacción del paciente en todos los sentidos. El sector sanitario privado está preparado para afrontar este reto, ya que ha abanderado en los últimos años una apuesta clara por poner en valor toda su aportación a la sociedad a través de su extensa red de centros y profesionales así como a la solvencia y sostenibilidad del sistema sanitario en su conjunto; hemos de tener en cuenta que es uno de los sectores más innovadores del panorama económico y social y es, por lo tanto, un agente indiscutible y necesario para el mantenimiento e impulso del sistema sanitario, tal como este está configurado en nuestro país”, ha señalado Manuel Vilches, director general del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), durante su intervención en el Encuentro con medios de comunicación “Sanidad privada: presente y futuro” que IDIS ha organizado en Madrid.

Colaboración público-privada

“La aportación de la Sanidad privada al sector hace indudable la necesaria complementariedad con diferentes fórmulas de colaboración: conciertos, mutualismo administrativo (MUFACE, ISFAS, MUGEJU) y concesiones. Dichos modelos son imprescindibles para desahogar la demanda asistencial, aliviar las listas de espera y ofrecer asistencia sanitaria en zonas geográficas en las que el sistema público no cuenta con infraestructura suficiente, además de contribuir a la descarga financiera consiguiente del sistema público de salud dotándole de una mayor solvencia y sostenibilidad en el futuro”, explica Luis Mayero, secretario general de IDIS.

Dentro de los modelos de colaboración en las diferentes comunidades autónomas destacan los conciertos para pruebas y procedimientos diagnósticos y terapéuticos específicos, los conciertos para determinadas prestaciones como terapias respiratorias, diálisis, logopedia o rehabilitación, sin olvidar otros también muy relevantes como son el transporte sanitario, los servicios de oxigenoterapia, servicios de asistencia sociosanitaria, odontología, fisioterapia y un largo etcétera. Por otra parte, existen conciertos singulares que ofrecen asistencia sanitaria a un área poblacional con infraestructuras sanitarias insuficientes.

Actualmente hay en España 9 hospitales (5 en la Comunidad Valenciana y 4 en Madrid) bajo el modelo de concesión que incluye la construcción de los hospitales y la gestión de los servicios sanitarios y no sanitarios. Un estudio de investigación multinacional desarrollado por la prestigiosa Universidad de Berkeley (EEUU), que ha analizado diferentes modelos de concesiones a nivel internacional, ha obtenido una conclusión clara: este sistema de gestión aporta eficiencia y ahorra dinero y recursos al sistema sanitario público, reduciendo el gasto per cápita en el entorno del 25%.  El mismo informe ha destacado que el modelo permite reducir las listas de espera de 39 a 20 días en primeras visitas y, de 57 a 40, en intervenciones quirúrgicas. El porcentaje asignado a gastos operativos es sensiblemente inferior y la estancia media de un paciente ingresado en este modelo también es más ajustada, contribuyendo a generar el ahorro que se le atribuye.

Por último, destaca el modelo de mutualismo que da cobertura sanitaria a 1,9 millones de funcionarios a través de MUFACE, MUGEJU e ISFAS con un índice de satisfacción muy elevado puesto que cada año más del 85% de los funcionarios de la Administración Central eligen la asistencia sanitaria de titularidad privada.

Para el secretario general de IDIS, “la colaboración público-privada contribuye en España a la mejora de la eficiencia del sistema sanitario público y se hace imprescindible para la sostenibilidad y solvencia del mismo. Desde la Fundación IDIS creemos firmemente en que fórmulas como el aseguramiento privado deberían ser impulsadas desde la Administración con medidas fiscales que lo estimulen o  mediante la apuesta por el modelo MUFACE que podría ampliarse a otros colectivos como por ejemplo los funcionarios de las Administraciones autonómicas y locales para mejorar los beneficios obtenidos en términos de descarga global del sistema público”.

x