• 20:18
  • Martes, 26 de Septiembre de 2017

Los médicos más felices con su trabajo son los de Pediatría, Medicina Familiar y Odontología

El 84 por ciento de los profesionales sanitarios españoles recomendaría su profesión a sus hijos, según los datos de un estudio elaborado por Doctoralia con motivo del Día de la Felicidad (20-M)

Los médicos más felices con su trabajo son los de Pediatría, Medicina Familiar y Odontología

Siempre se ha dicho que la Medicina es una profesión vocacional y que cuidar de la salud de las personas reporta tal satisfacción que compensa cualquier dificultad o sacrificio. Ciertamente debe de ser así, ya que el 98 por ciento de los profesionales de la salud afirman que, a nivel general, su profesión les hace felices. Los datos provienen de un estudio elaborado por Doctoralia con motivo del Día de la Felicidad, que se celebrará el próximo 20 de marzo, y que busca conocer el nivel de felicidad de los médicos en varios países del mundo. En concreto, Doctoralia ha querido saber qué especialistas de la salud son los más felices de España, así como qué aspectos valoran más de su trabajo y si están contentos con su profesión.

Los motivos detrás de esta satisfacción declarada por los profesionales de la salud son numerosos, aunque el principal es el de poder ayudar a la gente (primera causa de satisfacción para un 33 por ciento de los encuestados), algo que tiene un gran peso en el campo de la Medicina. En segundo lugar, la realización personal que este trabajo les aporta (27 por ciento) es otro de los motivos por los cuales los médicos y profesionales de la salud de España son felices con su profesión. Además, un 24 por ciento de los encuestados declara que el hecho de poder disfrutar de su trabajo también contribuye a ser feliz en el ámbito laboral.

La importancia que la relación médico-paciente tiene en este ámbito también se refleja en los pequeños detalles. Ser capaz de ayudar a un paciente que realmente lo necesita es lo que más felicidad e ilusión les hace en el día a día a los especialistas sanitarios españoles (71 por ciento), además de recibir el agradecimiento de sus pacientes (49 por ciento). Otros aspectos que también valoran son el poder atender a un paciente que acude recomendado por otro paciente (32), recibir a pacientes fieles que se visitan con ellos desde hace años (15) y recibir opiniones positivas de pacientes a través de sus perfiles digitales (11).

A la hora de valorar su profesión, cinco profesionales destacan como los más felices: los de Pediatría, Psicología, Fisioterapia, Medicina Familiar y Odontología. A nivel global, todos los especialistas consultados están contentos con su ámbito de trabajo: el 87 por ciento afirma que, si pudiera viajar atrás en el tiempo, volvería a escoger la misma especialización.

A pesar de la buena nota con la que valoran a su profesión, hay condiciones que los médicos y profesionales de la salud del país querrían mejorar, pues creen que éstas no se están cumpliendo tal y como deberían. Entre ellas la principal es el salario: el 56 por ciento de los encuestados afirma no estar satisfecho con él.

No contar con los recursos apropiados para efectuar su trabajo de forma óptima es otro de los problemas que manifiestan los especialistas (26 por ciento), así como la carencia de flexibilidad en el trabajo (19). La falta de coherencia por parte del equipo directivo en su lugar de trabajo (16) y un bajo reconocimiento profesional (14) son otros de los aspectos que los especialistas en salud de España creen que podrían mejorar.

A pesar de todo, la percepción que los especialistas de la salud españoles tienen de su trabajo no es tan negativa: sólo un ocho por ciento de los encuestados declara que se siente ‘quemado’ en su trabajo. Es más, el 84 por ciento recomendaría a sus hijos dedicarse a la Medicina o a cualquier otra profesión relacionada con el ámbito de la salud.

La situación en otros países

Aunque el nivel de felicidad de los especialistas sanitarios en España es alto, con una puntuación de 4,49 sobre 5, dos países nos superan: México (4,85) y Brasil (4,59). Por el contrario, en Italia (4,2) y Polonia (3,9) los profesionales de la salud se muestran menos satisfechos con su profesión. Los motivos de esta felicidad en el resto de países son muy parecidos a los del nuestro, pero el peso de cada uno de ellos difiere. En México e Italia la clave de la felicidad radica en disfrutar del trabajo (33 y 41 por ciento, respectivamente), mientras que en Brasil y Polonia es la realización personal (33 y 27 por ciento) lo que más satisface a los especialistas.

En cuanto a las condiciones laborales que podrían mejorar, tres países (Brasil, Italia y Polonia) declaran no estar satisfechos con el salario y lo sitúan como una de sus principales preocupaciones. Brasil, en concreto, es el país en el que un mayor porcentaje de especialistas sanitarios manifiesta no estar contento con su nómina (62 por ciento). En el bando contrario, México presenta la mayor cantidad de especialistas que afirman estar satisfechos con su sueldo (62 por ciento), aunque es el país que más lamenta la falta de recursos adecuados a su puesto de trabajo (31 por ciento).

A pesar de ello, existe una opinión unánime en todos los países: los profesionales coinciden en que recomendarían a sus hijos dedicarse al ámbito de la salud, siendo Brasil el país con el porcentaje más elevado (85 por ciento) seguido de España (84), México (75), Italia (66) y Polonia (60 por ciento).

 

x