• 16:51
  • Martes, 25 de Julio de 2017

Ceuta, Melilla y Galicia registran las tasas más altas de tuberculosis

En España, según el registro de Enfermedades de Declaración Obligatoria, en 2015 se notificaron 4.604 casos de tuberculosis, frente a los 4.809 casos del año 2014

Ceuta, Melilla y Galicia registran las tasas más altas de tuberculosis

En España, según el registro de Enfermedades de Declaración Obligatoria publicados recientemente por el Centro Nacional de Epidemiologia del Instituto de Salud Carlos III, en 2015 se notificaron un total de 4.604 casos de tuberculosis. Esto representa un descenso del 4,27 por ciento respeto a 2014, cuando se declararon 4.809 casos. “A pesar del descenso que constatan las cifras oficiales, no podemos bajar la guardia ante una patología que es prevenible y curable”, explica el Dr. Francisco Javier García Pérez, coordinador del Área de Tuberculosis y Enfermedades Infecciosas de SEPAR. “Seguimos teniendo una tasa de incidencia sensiblemente superior a los países de nuestro entorno”, afirma el Dr. García Pérez.

Del total de 4.604 casos diagnosticados en 2015, 3.510 corresponden a tuberculosis respiratorias, 52 a meningitis tuberculosa y 1.042 a otros tipos de tuberculosis. El descenso anual de casos declarados de tuberculosis respiratorias se ha producido en todas las regiones del país. Aun así, la incidencia en Ceuta, con una tasa de casos por cada 100.000 habitantes del 20,12, Melilla (18,86) y Galicia (16,03), es muy superior a la media española del 7,56. Extremadura en cambio repite como la comunidad española con la tasa más baja (1,19), seguida por Castilla La Mancha (5,01) y Canarias (5,46). En el total de casos registrados, Cataluña con 612, Andalucía (529) y Madrid (471) se llevan la peor parte.

“El elevado número de pacientes de esta enfermedad respiratoria todavía representa un problema de salud pública importante”, explica el Dr. García Pérez “y sin el tratamiento  adecuado la tuberculosis presenta una tasa de mortalidad relevante. Es por ello que resulta clave el diagnóstico precoz junto con el tratamiento adecuado para ayudar a cortar su transmisión. La Estrategia Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis es una reivindicación de los neumólogos y de todos los profesionales de la salud respiratoria con el objetivo de reducir al mínimo la incidencia de esta enfermedad en España”.

En el Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el próximo 24 de marzo bajo el lema ‘Unidos para poner fin a la Tuberculosis’, SEPAR se une al llamamiento de la Organización Mundial de la Salud para poner fin a esta enfermedad. La OMS estima que en 2015, a nivel mundial, 10,4 millones de personas enfermaron de tuberculosis y que 1,8 millones murieron por esta enfermedad. El 60 por ciento de nuevos casos de tuberculosis se concentró en sólo seis países: India, Indonesia, China, Nigeria, Pakistán y Sudáfrica, por orden decreciente de número de casos. Más del 95 por ciento de los casos y de las muertes se dan en países en vías de desarrollo.

A pesar de esta importante incidencia los datos recogidos los últimos años demuestran un continuo descenso. Eso sí, la disminución de la incidencia entre 2014 y 2015 se mantuvo en tan sólo un 1,5 por ciento, y es necesario aumentarlo al 4-5 por ciento anual hasta 2020 si se quieren alcanzar los primeros hitos de la ‘Estrategia Fin a la Tuberculosis’ de la OMS, que calcula que entre 2000 y 2015 se salvaron 49 millones de vidas gracias al diagnóstico y a un correcto tratamiento.

x