• 16:01
  • Martes, 27 de Junio de 2017

SEMANA DE LAS ENFERMEDADES DIGESTIVAS

Un colonoscopio con accesorio distal en el extremo mejora la detección de lesiones

Un colonoscopio con accesorio distal en el extremo mejora la detección de lesiones

Un estudio reciente publicado en la revista Gastrointestinal Endoscopy ha analizado un total de 410 colonoscopias completas en las que se empleó un colonoscopio al que se le colocó un nuevo accesorio distal en el extremo. Los resultados han sido positivos, y se ha constatado un aumento notable en la tasa de detección de adenomas. Este nuevo dispositivo permite mejorar las tasas de diagnóstico de lesiones precancerosas y de cáncer de colon detectadas en las colonoscopias, según los expertos que han participado en la Semana de las Enfermedades Digestivas (SED), organizada por la Sociedad Española de Patología Digestiva (SEPD) en Madrid.

El simposio dedicado a la endoscopia, realizado con la colaboración de los Laboratorios Norgine, ha analizado las novedades en el diagnóstico y tratamiento de lesiones digestivas. El cáncer colorrectal es el tumor maligno de mayor incidencia en España, pues afecta a uno de cada 20 hombres y a una de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años, según datos de la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD). Los expertos advierten de la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz puesto que en el 90% de los casos se cura si se detecta en fases tempranas.

Evolución de los tumores

Los pólipos y tumores de colon pueden ser de diferentes tipos. Por un lado, “están los adenomas, los neoplásicos; y los no neoplásicos (hiperplásicos, hamartomatosos, inflamatorios, etc.)”, ha explicado Juan Vila, jefe de Sección de Endoscopia del Complejo Hospitalario de Navarra. El problema de los adenomatosos, “es que pueden convertirse en cáncer por lo que, si son extirpados antes de esta conversión, podremos prevenir su aparición”, ha señalado.

Un pólipo adenomatoso tarda entre dos y tres años en crecer y medir más de un centímetro y entre siete y diez años en hacerse un cáncer invasivo. “Esto significa que su crecimiento es lento, por lo que en muchos casos los síntomas ya aparecen cuando está muy avanzado y tiene un peor pronóstico”, ha subrayado.

Localización de adenomas pequeños

El nuevo dispositivo ayuda a la localización de adenomas de pequeño tamaño presentes en zonas que pueden estar ocultas para una colonoscopia convencional. “El accesorio mejora el acceso al colon y su mucosa, lo que posibilita tener una mejor tasa de detección de adenomas y lesiones precancerosas, sobre todo los localizados en la zona sigmoide, en la que hay muchos pliegues”, ha comentado el Dr. Vila.

Además, este dispositivo tiene unas prolongaciones que permiten apoyarse en la pared del colon y conseguir una posición más estable para poder extirpar hasta los pólipos parcialmente visibles o de difícil acceso. Su potencial va asociado a los programas de cribado, “donde es fundamental la detección de todos los pólipos posibles y su completa extirpación, lo que permitiría que posteriormente no aparezcan los llamados carcinomas de intervalo”, ha afirmado.

Según este experto, en el 4% de los tumores de colon diagnosticados existe una colonoscopia previa sin detección de lesiones. “Además de que no tienen una sensibilidad del 100% y hay lesiones que pueden pasar desapercibidas, el colon debe estar muy limpio para facilitar en la medida de lo posible el diagnóstico”, ha añadido. Para ello, será necesario seguir una dieta especial sin fibras y tomar unos preparados específicos para la limpieza.

Elevada mortalidad

En España se detectan 41.441 nuevos casos de cáncer colorrectal cada año. Según datos de la FEAD, tanto en hombres como en mujeres es el segundo tumor más frecuente y también el segundo en mortalidad. “Está aumentando mucho en los países desarrollados en los últimos años, debido, sobre todo, al bajo seguimiento de hábitos saludables que contribuirían a una mejor prevención, como una dieta baja en grasas, en carnes rojas, muy cocinadas, en carnes procesadas, así como el abandono del tabaco y el alcohol, entre otros”, ha indicado Juan Vila. Además, también hay una serie de factores que predisponen a las personas a padecerlo: tener antecedentes familiares, la edad, el haber padecido previamente un tumor o tener enfermedades crónicas de colon.

Debido a este aumento, los expertos insisten en la importancia de los programas de cribado y detección precoz. “Las pruebas a realizar serán la de detección de sangre oculta en heces, la sigmoidoscopia o la colonoscopia, que se recomiendan a partir de los 50 años en pacientes sin antecedentes familiares”, ha explicado el especialista. En pacientes con antecedentes familiares de cáncer de colon o pólipos varía según el número de familiares afectos, el grado de parentesco y la edad en el momento de diagnóstico.

Técnica de resección endoscópica

Una de las novedades presentadas durante el Simposio de la Semana de Enfermedades Digestivas es la técnica de resección endoscópica que permite la disección de pólipos de gran tamaño, lo que permitiría evitar la cirugía y mejorar la calidad de vida de los pacientes. “A día de hoy este tipo de intervenciones son muy invalidantes”, ha indicado el Dr. Vila.

x