• 22:48
  • Lunes, 26 de Junio de 2017

Los especialistas abogan por el abordaje de la depresión desde la perspectiva del género

La prevalencia global de los trastornos depresivos es el doble en las mujeres que en los varones

 

Los especialistas abogan por el abordaje de la depresión desde la perspectiva del género

Entre 2005 y 2015, la depresión aumentó un 18,4 por ciento en todo el mundo, siendo las principales víctimas las mujeres menores de 29 años o mayores de 55, según ha puesto de manifiesto la Organización Mundial de la Salud (OMS) a finales de febrero. La prevalencia global de los trastornos depresivos es el doble en las mujeres que en los varones. La OMS estima que el 26 por ciento de las mujeres presentará un Episodio Depresivo Mayor a lo largo de su vida, frente al 12 por ciento de los hombres.

En nuestro país, según el estudio ESEMeD, la prevalencia de la depresión a lo largo de la vida es de entre un 5 y un 7,5 por ciento en los varones, y de entre un 13 y un 16 por ciento en las mujeres.

Ser mujer es el segundo factor de riesgo para sufrir depresión, por detrás de los antecedentes familiares.

Abordaje de la depresión desde una perspectiva de género

Con estos datos, los especialistas creen que sería necesario un abordaje desde el punto de vista del género en una enfermedad como la depresión. Según el profesor Jerónimo Saiz, jefe de Servicio de Psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, CIBERSAM, y patrono de honor de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental (FEPSM), “cualquier enfermedad debería manejarse así. La depresión es tan frecuente que el abordaje más habitual es inicialmente en la Atención Primaria de salud”.

Para el Dr. Miquel Roca, coordinador de la Unidad de Psiquiatría del Hospital Juan March de Mallorca y Profesor Titular de Psiquiatría en la Universidad de las Islas Baleares, “se deberían tener en cuenta todos los factores involucrados y ser muy conscientes de este mayor riesgo de que se presente la enfermedad en mujeres, además de valorar específicamente algunas situaciones (menarquia, parto, postparto, menopausia) donde se producen cambios hormonales, psicológicos y sociales muy relevantes de manera simultánea”.

Según el Dr. Vicente Gasull, coordinador del Grupo de Salud Mental de SEMERGEN, “con la terapia personalizada se espera lograr una respuesta más rápida y efectiva, logrando la remisión del proceso depresivo y la recuperación plena de la funcionalidad del paciente. Todo ello redundará en una mejora de la calidad de vida del paciente y de su familia, en una menor probabilidad de recaída o recurrencia y en que el proceso no se cronifique”.

Factores biológicos, genéticos, socioculturales y psicológicos explican esta diferencia de género en la prevalencia de la depresión.

La principal puerta de entrada para el diagnóstico y el tratamiento de la depresión sigue siendo la AP, donde se estima que “uno de cada cinco pacientes padece síntomas depresivos, representando aproximadamente el 14 por ciento de las consultas. La mayor incidencia de depresión en la mujer se presenta entre los 25 y 45 años. La depresión en la mujer suele manifestarse, con mayor frecuencia, con síntomas somáticos”, afirma el Dr. Gasull.

Por otro lado, los trastornos psiquiátricos que con mayor frecuencia aparecen asociados a la depresión en la mujer son los trastornos de ansiedad, seguidos por los somatomorfos, trastornos por consumo de sustancias o alcohol y trastornos de la conducta alimentaria, según los especialistas. Las mujeres presentan, además, tasas significativamente mayores de trastornos psiquiátricos comórbidos en relación a los hombres.

Día Internacional de la Mujer 2017

El lema del Día Internacional de la Mujer 2017 es: “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”. Para lograrlo, es fundamental, entre otras cosas, abordar correctamente la Salud Mental de la mujer, ya que enfermedades como la depresión, tienen el doble de prevalencia en el género femenino que en el masculino.

Según el Dr. Roca, “las alteraciones cognitivas constituyen una parte esencial de la sintomatología de la depresión  y hasta hace pocos años era una característica que no se tenía en cuenta entre las manifestaciones de la enfermedad. La cognición afecta el rendimiento laboral, académico, social, es responsable de buena parte de las llamadas alteraciones “funcionales” de la enfermedad depresiva con un impacto individual y profesional muy marcado”.

Diagnosticarlos y tratarlos adecuadamente resulta fundamental para que el paciente alcance la recuperación funcional, es decir, volver a sentirse y funcionar como lo hacía antes de padecer depresión, retomando el control de su vida.

x