• 01:05
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

Un estilo de vida saludable reduce el riesgo de cardiopatía isquémica en pacientes con VIH

Un estilo de vida saludable reduce el riesgo de cardiopatía isquémica en pacientes con VIH

Uno de los retos en los pacientes con VIH es el manejo y control de las comorbilidades asociadas, como las complicaciones cardiovasculares. Por ello, en el Día Mundial contra el Sida, la Fundación Española del Corazón (FEC) recuerda la importancia de que el paciente seropositivo considere las recomendaciones de su médico y siga un estilo de vida saludable para minimizar al máximo cualquier patología asociada al VIH.

Generalmente, los pacientes seropositivos presentan un riesgo cardiovascular superior al de la población general, llegando incluso a duplicar el riesgo de infarto agudo de miocardio (IAM) y pudiendo padecerlo a una edad más temprana. “Existen estudios que demuestran que un paciente diagnosticado de VIH desde hace diez años ha ido aumentando su riesgo cardiovascular hasta llegar a igualarlo con el de una persona diez años mayor que ella”, explica Sergio Raposeiras, miembro de la Fundación Española del Corazón (FEC).

Los pacientes diagnosticados de VIH pueden minimizar el riesgo siguiendo una buena alimentación y realizando actividad física moderada. "Existen hábitos y estilos de vida, como la dieta o la práctica de actividad física moderada, que puede controlar y modificar el propio paciente, y que reducen el riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares”, matiza el doctor, quien prosigue que, “en el estudio REC queremos evidenciar que por cada 10 mmHg de reducción de presión sistólica, por cada 39 mg/dl de reducción de colesterol y por el uso de ácido acetil salicílico, el riesgo de cardiopatía isquémica (CI) se reduce en un 20-25 por ciento".

x