• 20:38
  • Lunes, 25 de Septiembre de 2017

Las reacciones graves por picadura de avispas y abejas han aumentado un 20% en 10 años

Ha pasado de un 32,6% en el Informe Alergológica 2005 a un 53% en Alergológica 2015

Las reacciones graves por picadura de avispas y abejas han aumentado un 20% en 10 años

Aproximadamente el 3 por ciento de la población sufre reacciones alérgicas generalizadas por el veneno de avispas y abejas, según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). “En algunos casos se producen lesiones en la piel a distancia del lugar de la picadura, dificultad para respirar, mareo o síntomas digestivos, lo que constituye una reacción alérgica generalizada grave o anafilaxia”, explica Teresa Alfaya, presidenta del Comité de Alergia a Himenópteros.

Este tipo de reacciones graves han aumentado un 20% en los últimos diez años en las consultas de alergia. Según los datos del Informe Alergológica, un 53 por ciento de las reacciones generalizadas por alergia a himenópteros fueron graves (grados III y IV de la clasificación de Müeller) en 2015, mientras que en la edición de 2005, sólo un 32,6 por ciento de las reacciones lo fueron.

Autoadministración de adrenalina

Los pacientes con antecedentes de reacción alérgica generalizada grave (anafilaxia) por veneno de himenópteros o por otras causas deben ser instruidos en la auto-administración de adrenalina, el tratamiento de emergencia de la reacción anafiláctica.

En España está comercializado el autoinyector de adrenalina en dosis de 0,15 mg y 0,30 mg, que dispensa por vía intramuscular una sola dosis de adrenalina mediante la presión del autoinyector sobre la superficie externa del muslo, incluso a través de la ropa. Es una medida de emergencia, siendo esencial que tras su uso se acuda a un centro de urgencias para valorar su situación clínica.

Avances

En el último año se han publicado dos artículos científicos del Comité de Himenópteros. El primero de ellos, Insect Venom Immunotherapy: Analysis of the Safety and Tolerance of 3 Buildup Protocols Frequentliy used in Spain, analiza la seguridad de tres pautas de inicio de inmunoterapia con venenos: una de 3 semanas, otra de 4 semanas y otra de 9 semanas.

En general, se demostró una alta seguridad ya que sólo hubo un 6 por ciento de reacciones alérgicas generalizadas que además fueron de grado leve. Sí hubo un 26 por ciento de reacciones locales extensas en el lugar de inyección, aunque la mayor parte de ellas fueron también leves.

En el segundo artículo, Key issues in Hymenoptera Venom Allergy: An update, se revisan los temas más conflictivos sobre el diagnóstico y tratamiento de la alergia a himenópteros.

Mastocitosis sistémica

Aproximadamente un 8 por ciento de los pacientes alérgicos a himenópteros padecen una enfermedad considerada rara, la mastocitosis sistémica. "Se produce una proliferación anómala de mastocitos que favorece que estos pacientes sufran reacciones alérgicas graves cuando les pica un himenóptero", señala la especialista. "Los alergólogos somos los responsables de sospechar esta enfermedad en pacientes con alergia a himenópteros e iniciar las investigaciones oportunas. Estos pacientes tienen que recibir inmunoterapia con venenos durante toda su vida porque si se suspende el tratamiento, recaen", apostilla.

x