• 00:28
  • Martes, 06 de Diciembre de 2016

XXXVII CONGRESO SEMI

La SEMI apoya la duración de 24 meses del tronco común médico

Antonio Zapatero, presidente electo de la Sociedad Española de Medicina Interna, considera necesario “adaptarse a la epidemiología del paciente” y “sacar partido a la visión global que aporta el internista”

La SEMI apoya la duración de 24 meses del tronco común médico

Emilio Casariego, presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), ha reconocido que siente cierta “incertidumbre” ante los cambios que supondrá la troncalidad en los estudios relacionados con las Ciencias de la Salud y, en concreto, respecto a su especialidad. “El nuevo sistema va a cambiar claramente el programa de formación, tanto en los contenidos y su duración como en la distribución de competencias de los especialistas”.

Asimismo, Antonio Zapatero, presidente electo de la SEMI, ha indicado que esta sociedad científica “comparte plenamente el hecho de que la formación del médico debe ser general”, por lo que está de acuerdo en que el “tronco común médico” dure 24 meses. “En este periodo formativo la relevancia de la Medicina Interna será muy notable. Aceptamos el desafío, porque debemos adaptarnos a la epidemiología del paciente que acude al hospital, que cada vez está más envejecido, tiene tres o cuatro patologías y está polimedicado. Debemos sacar partido a la visión global que aporta el internista”.

La formación ha sido uno de los temas protagonistas de la primera jornada del XXXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna, que se celebra del 23 al 25 de noviembre en Zaragoza. En la actualidad la SEMI tiene programas formativos para más de 1.500 residentes, y ha puesto en marcha cinco másteres universitarios para el desarrollo de competencias profesionales, así como más de 20 cursos.

En la mesa redonda ‘Formación’, moderada por Blanca Pinilla, del Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid, y António Martins, del Hospital Beatriz Ângelo de Loures (Portugal), se han analizado temas como la troncalidad, la recertificación o la Medicina Interna a nivel europeo.

Troncalidad

“¿Qué cambia con la troncalidad?”, se ha preguntado Miquel Aranda, internista del Consorci Sanitari de Terrasa (Barcelona) y presidente de la Comisión Nacional de la Especialidad de Medicina Interna. “Habrá cambios en la elección de plazas y en otros aspectos formativos. En la actualidad hay mucha presión para que el residente elija la especialidad en el mismo momento de conseguir su plaza. Con el nuevo sistema tendrá que elegir el tronco inicial, pero no la especialidad. Tampoco habrá rotaciones en consultas externas”, ha explicado.

Respecto a la nueva estructura docente, estará formada por la Comisión de Docencia Troncal (nueva o adscrita a una existente), la Unidad Docente Troncal (habrá cinco) y el Tutor Troncal (un especialista que, en opinión de Miquel Aranda, será "el gran reto de la troncalidad"). En concreto, el programa formativo de Medicina Interna estará formado por dos años de competencias nucleares y tres años de competencias específicas en MI y cinco años de competencias genéricas o transversales.

En cuanto a la recertificación, Javier García Alegría, del Hospital Costa del Sol de Málaga, ha dicho que esta “renovación de las competencias específicas en una especialidad médica debería estar ligada a la carrera profesional, que es el derecho de los profesionales a progresar de forma individualizada”. La recertificación, en su opinión, debe basarse en la actividad clínica (40 %), la formación (30 %), la investigación, la docencia y el trabajo en equipo (gestión clínica y calidad).

La Medicina Interna en Europa

En su intervención, Ramón Pujol, del Hospital Bellvitge de Barcelona, ha analizado la situación actual del sistema sanitario, cuyas “realidades son casi las mismas en toda Europa”, en referencia al envejecimiento de la población, la globalización, las novedades tecnológicas ‘galopantes’, la contención de recursos, etc. Para afrontar el futuro, el expresidente de la SEMI ha señalado que se debe “formar a internistas y subespecialistas en función de las necesidades reales”.

x