• 10:45
  • Jueves, 08 de Diciembre de 2016

La Salud Digital en España, una asignatura pendiente

Hace unos meses varios profesionales de diferentes perfiles y procedencias empezamos a compartir nuestra inquietud, ligada al binomio, salud-digital y constituimos la Asociación Salud Digital – www.salud-digital.es -, una entidad sin ánimo de lucro que pretende ser un lugar plural de encuentro, hasta ahora inexistente en lo que a la salud digital se refiere,  en el que se pueda expresar en todo su potencial, presente y futuro, en nuestra sociedad

La Salud Digital en España, una asignatura pendiente

Bien como ciudadanos, pacientes o profesionales sanitarios, usamos permanentemente dispositivos digitales para acceder a información, compartirla e interactuar, y sin embargo el desarrollo de estrategias de salud digital en nuestro país y los de nuestro entorno, sigue siendo heterogéneo y, de cualquier forma, lejos del desarrollo y utilización que la accesibilidad tecnológica actual permite.

Por todo ello, quienes estamos en el día a día sanitario y social, y con especial sensibilidad en el entorno digital, queremos aportar nuestro conocimiento y experiencia en contribuir a avanzar más rápido en lo que a la prevención y promoción de la salud y el diagnóstico y tratamiento de la enfermedad se refiere, haciendo un uso exhaustivo de los avances de la tecnología y su cada vez mayor accesibilidad.

Los fines de esta asociación son:

• Crear, compartir conocimiento y generar espacios de debate sobre el uso de las tecnologías de la información (“TIC”) en el ámbito de la Medicina y la Salud, sin olvidar la sociedad en la que se asienta.

 • Intercambiar experiencias y conocimientos con otras asociaciones que compartan los fines con la asociación en el ánimo de avanzar más rápido.

• Promover formación sobre todos aspectos referidos a los fines de la asociación.

• Colaborar con los organismos reguladores y prestadores en materia de uso de las TIC en el ámbito de la Medicina y la Salud.

El tipo de actividades que prevemos realizar es:

• Análisis de la situación de las TIC en el ámbito sanitario y social.

• Formulación de propuestas para el uso de las TIC en el ámbito sanitario y social.

• Colaboración con el sector público y privado para la consolidación de las TIC en el ámbito sanitario y social.

• Colaborar con los organismos reguladores y prestadores en materia de uso de las TIC en el ámbito de la medicina y la salud.

• Promoción de actividades formativas y de debate para el estudio del modelo de implantación de las TIC en el ámbito sanitario y social.

La junta directiva de la asociación actualmente está formada por:

Presidente: Jaime del Barrio; vicepresidente: Mª Angeles Medina; secretaria: Inma Castelló; tesorero: Josep Mª Huch; vocales: Joan Cornet, Francisca García Lizana, Víctor González Rumayor, Joan Guanyabens, Julio Mayol, Marisa Merino, Lorena Muñoz, Jaume Raventós y Santiago de Torres. 

Observatorio de Salud Digital

Una de nuestras primeras actividades como Asociación Salud Digital ha sido la realización de una Jornada de ámbito nacional, “Tomando el pulso a la Salud Digital” http://salud-digital.es/primera_jornada.php en la que durante todo el día participaron más de 200 profesionales y en la que se concluyó la necesidad de poder contar con un Observatorio de Salud Digital con el objetivo de medir la situación y evolución de la salud digital en España, mediante indicadores validados internacionalmente y referidos a nivel de comunidades autónomas.

La finalidad principal del mismo es analizar la penetración real del uso de las tecnologías de la información y la comunicación en los servicios de salud y asistencia de las comunidades autónomas y monitorizar el grado de transformación digital del Sistema Nacional de Salud, desde su perspectiva de mejora continua en la calidad del servicio abordando tanto la innovación y la educación, como el fortalecimiento del empleo.

Los ámbitos de estudio del Observatorio, en los que en principio estamos trabajando son: historia clínica electrónica, receta electrónica, programas de telemedicina y teleasistencia de crónicos, y gestión integrada de imagen médica digital.

Pretendemos que el observatorio publique su primer informe en el que aborde, al menos los 4 ámbitos anteriores, en la segunda jornada que celebraremos a principios del año 2017. Con la intención de que en los años sucesivos se amplíe el estudio a una población mayor de encuestados y se incorporen otros parámetros a analizar.

La novedad de este observatorio se basa en que no existe a nivel nacional un estudio de estas características como el que proponemos, que permita establecer una foto actual del grado de implantación de las tecnologías digitales en el ámbito salud, ni de los retos actuales a nivel de usuario, y mucho menos en cuanto a recomendaciones para la mejora, etc. 

Existen informes de muy buena calidad, pero que no son periódicos, en muchos casos son antiguos, presentan la información agregada a nivel nacional y que en nuestra opinión contrastada con diferentes expertos no muestran de manera integrada todos los aspectos que afectan a la salud digital. 

Metodología

En este primer informe, el enfoque metodológico contempla:

La utilización de tecnologías de la información (aplicación desarrollada ad hoc) para recoger información de primera mano de los gestores de hospitales públicos y privados, aseguradoras, profesionales, asociaciones de pacientes, pacientes, etc.

Una selección de indicadores a valorar y la encuesta que será validada por grupos de trabajo representando a los distintos agentes de interés. 

El tipo de análisis será comparativo entre las Comunidades Autónomas y entre España y otros países de la eurozona, para ello, en la elección de los indicadores seremos conservadores respecto de los que ya se están midiendo a nivel europeo para trasladarlos a nivel comunitario.

Del análisis de cada grupo  de indicadores, además de su descripción e identificación de buenas prácticas, se realizarán propuestas de mejora con una batería de medidas, acciones o proyectos para ser implementados.

Tanto el análisis de indicadores como la propuesta de proyectos serán resultado de la participación de los grupos de trabajo.

De esta manera, el resultado final es un informe que ofrece una lectura de la realidad, comparada con su entorno y con una propuesta de medidas y su correspondiente plan de acción.

Basado en conocimiento 

Actualmente España invierte en Sanidad pública el 6,15 por ciento de su PIB, o el equivalente a 1.350 euros por habitante y año, cifras inferiores a las de países europeos de nuestro entorno (Francia, Alemania, Países Bajos o Dinamarca), donde no se ha producido reducción en el gasto público, aunque sí se ha estabilizado en torno al 9 por ciento del PIB. Si analizamos las cifras del gasto en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), vemos que la Administración General del Estado destina un 3,87 por ciento de su presupuesto (según el Informe Reina de 2013) a las TIC. Sin embargo, si analizamos la cifra total (MSSSI + CC.AA.) que se destina para las TIC en Sanidad en nuestro país, vemos que únicamente es del 1,19 por ciento. 

En otros sectores que el uso de las TIC es al menos tan intensivo como en Sanidad, este gasto es mayor al del sector sanitario; 2,8 por ciento en las compañías de banca y seguros, 2,4 por ciento para las empresas de servicios o el 1,9 por ciento en las de telecomunicaciones. 

La conclusión es que a pesar de ser una herramienta fundamental en la optimización y en la mejora de la productividad del sector sanitario, las TIC no están jugando el papel que se les presupone, ya que no se están apoyando de forma suficiente. 

Posiblemente, la mejor forma de evaluar la implicación del estado en TIC Salud sea analizando las cifras por habitante. 

Este trabajo nos va a permitir generar nuevo conocimiento y su evolución podrá permitirnos influir, con los datos en la mano, en las autoridades competentes para la incorporación de nuestras estadísticas a nivel nacional o revisar algunas de ellas incorporando los indicadores que el sistema considera críticos. 

Que genere valor

La penetración de las tecnologías móviles e internet en la población y el nuevo estilo de vida conectado terminarán ejerciendo presión, más tarde o más temprano, para que el Sistema Nacional de Salud se adapte, igual que ha sucedido en otros organismos del Estado. Está en nuestras manos poder situarnos a la cabeza de las necesidades de la población, ofreciendo así una Sanidad moderna y adaptada a los nuevos tiempos y requerimientos.

España es uno de los países más envejecidos del mundo, con una población mayor de 65 años superior al 25 por ciento y que podría llegar a ser más del 30 por ciento en 2020 (según estimaciones del INE) y cercana al 40 por ciento en 2050. Además, en cuanto al impacto social, la incidencia de la cronicidad, debido en parte a este envejecimiento poblacional, es realmente importante, suponiendo cerca del 75 por ciento del gasto sanitario español.

Todo esto lleva a que es necesario realizar urgentemente un cambio en el modelo asistencial de los servicios sanitarios y sociales, implantando un nuevo modelo de atención integral que extienda los cuidados más allá de los centros de salud y de los hospitales, que garantice la continuidad asistencial y de cuidados, y que permita gestionar de manera mucho más eficiente la cronicidad. 

Las TIC, por tanto, son la palanca clave y necesaria para poder llevar a cambio esta transformación a través de las soluciones de telemedicina y lo que se he venido denominando eHealth o Sanidad electrónica. Los beneficios de la implantación son múltiples y afectan principalmente: prevención y educación, resultados clínicos, gestión, satisfacción y ahorros. 

Diferentes analistas coinciden en que el futuro de las TIC en el sector sanitario pasa obligatoriamente por la soluciones de eHealth y mHealth, con un enorme potencial de crecimiento empresarial y generación de empleo en los próximos años y más importante todavía con resultados medibles en la salud individual y colectiva.

El impacto económico es muy importante y se estima que en Europa tiene un potencial de ahorros cercanos a los 99.000 millones de euros, la sostenibilidad del actual modelo también nos preocupa a todos.

El sector sanitario siempre se ha caracterizado por la toma de decisiones en base a resultados y evidencias objetivas, para lo cual, la medición y la evaluación han sido siempre imprescindibles. 

Es clave por ello medir lo que realmente nos importa, para conocer la realidad, evaluar su evolución y plantear medidas de ajuste, mediante la propuesta de proyectos singulares, que impacten en la sociedad, en la industria, comunicativa y a nivel relacional.

Para cada uno de los ámbitos de estudio, se están analizando una selección de indicadores cuantitativos y cualitativos de evaluación TIC.

El reto es ambicioso, pero necesario por lo que al ser una entidad sin fin de lucro, hemos de agradecer a las empresas que han confiado en nosotros desde el principio y lo están haciendo posible y a las que a buen seguro lo harán próximamente a la vista de los resultados y de la evolución del proyecto.

La transformación digital en el Sistema Nacional de Salud no ha llegado, pero sumando entre todos con iniciativas como esta o similares podremos recuperar el tiempo perdido y situarnos en el lugar que nos corresponde.

x