LA SANIDAD DÍA A DÍA Actualizado el 29 Jul 2016 13:56
Acceso / Registro

La responsabilidad de la salud del médico la comparten Colegios y administraciones sanitarias, se destaca en el V Congreso PAIME

Vota
         
Compartir Compartir
facebook twitter linkedin
delicious sharethis
Burgos (25-27/05/2013) - Redacción

El Programa de Atención al Médico Enfermo "no es sólo un programa asistencial; ante todo, es un instrumento de ayuda a los colegios para una mayor garantía de buena praxis", señala Jaume Padrós, presidente de la Fundación Galatea

La salud del médico es una responsabilidad compartida de los Colegios de Médicos y de las administraciones sanitarias, según se puso de manifiesto en la mesa inaugural del V Congreso PAIME, en la que se abordó 'El rol de las instituciones y organizaciones sanitarias en la promoción, protección y prevención de la salud de los médicos', informa 'medicosypacientes', de la OMC.

La mesa estuvo coordinada por Dolores Crespo, miembro del Comité Técnico Nacional del PAIME y coordinadora de este programa en el Colegio de Madrid. Ricard Gutiérrez, vicepresidente de la OMC, actuó de moderador y Jaume Padrós, presidente de la Fundación Galatea, de ponente relator. Como discursores intervinieron Covadonga Caso, jefa del Servicio de Salud Laboral del Hospital Clínico de Madrid; Francesc Brossa, subdirector del Servicio Catalán de Salud; y Francisco J. Roig, de la dirección general de RRHH del Sacyl.

Jaume Padrós aseguró que el PAIME "no es sólo un programa asistencial. Ante todo, es un instrumento de ayuda a los colegios para una mayor garantía de buena praxis" y opinó que, por coherencia con las funciones que tiene asignadas, debe de estar ubicado en las corporaciones profesionales.

Señaló que la responsabilidad de velar por el acto asistencial no es una competencia exclusiva de los colegios y debe ser compartida también por las administraciones sanitarias para "garantizar que todos los ciudadanos reciban la debida atención, manteniendo la equidad en el acceso y en las prestaciones".

Para Jaume Padrós, la atención a los médicos debe ser adecuada y definida porque es un grupo con unas características determinadas, y requiere una respuesta específica porque "si no se le atiende correctamente, puede ser un grupo de riesgo". Y abogó por conseguir una mayor implicación de las instituciones, las administraciones y de los propios profesionales para tratar al médico enfermo, así como por establecer programas preventivos y asistenciales y entornos saludables que faciliten el bienestar del profesional.

Finalizó su intervención haciendo una autocrítica sobre "la evaluación del cumplimiento de las funciones que las corporaciones tienen encomendadas del control del ejercicio cuando éste va ligado a la colegiación obligatoria" y se preguntó si deben las administraciones instrumentar algún proceso para realizar esta evaluación.

Asimismo, planteó si las administraciones deberían crear un espacio compartido con corporaciones profesionales proveedores y representantes de los ciudadanos/pacientes para analizar un déficit asistencial concreto porque "si tuviéramos elementos para detectar deficiencias en la calidad asistencial, evitaríamos muchos problemas".

Los médicos deben colaborar

Francisco J. Roig hizo una descripción de la estructura orgánica y de personal del servicio regional de salud en Castilla y León, que cuenta con 28 centros hospitalarios y 242 centros de salud y 36.000 profesionales sanitarios, de los cuales 9.536 son médicos.

Centró su intervención en los servicios de salud laboral y en los once servicios de prevención propios y puso de manifiesto que, en la vigilancia de la salud, la participación de los médicos es muy escasa alcanzando sólo el diez por ciento. "Si los médicos no pasan por el servicio de prevención, no se puede valorar y llevar a cabo una buena política de prevención", por lo que pidió a los profesionales mayor sensibilización para pasar por los reconocimientos médicos.

Se refirió, como ejemplo, a las coberturas de vacunación, en especial de la gripe estacional, de las que apenas tienen resultados sobre el personal médico e insistió en que los profesionales deben estar protegidos para proteger a los propios pacientes.

Sobre el PAIME, afirmó que desde que se implantó en 2007, la Junta de Castilla y León ha destinado un total de 157.000 euros y aseguró que la dotación para este año 2013, que aún se está tramitando, será superior a los 30.000 euros.

Covadonga Caso hizo una descripción de la evolución histórica del PAIME en el Colegio de Médicos de Madrid desde 2001 a la actualidad, en el que, además de contribuir a la salud del médico proporcionándole la asistencia necesaria y favoreciéndole su recuperación, se tratan también las condiciones de trabajo del médico para evitar que perjudiquen su salud o agraven problemas previos.

"Nuestra visión del PAIME -dijo- nos lleva a tratar de perfeccionar nuestro enfoque asistencial, completándolo con orientación a la atención social y con intervenciones preventivas a nivel primario y secundario".  Explico que cuentan con el conocimiento de los problemas reales de la salud del médico por parte de los médicos del trabajo, de los integrantes de la Unidad de Valoración y Orientación Profesional Sanitario Enfermo (UVOPSE) y de la experiencia de las redes de psiquiatras que colaboran.

La doctora Caso se refirió también a las condiciones sociolaborales que inciden de manera directa en la salud del médico y afirmó que, según una encuesta realizada, el 32 por ciento de los médicos declaró haber sufrido acoso laboral y el 38 por ciento conoce casos en su entorno de trabajo. Destacó en este sentido el modelo de procedimiento en conflictos y situaciones de acoso psicológico que ha elaborado el ICOMEM y que puso a disposición de los asistentes al Congreso.

El modelo catalán

Francesc Brossa describió el Plan de Salud de Cataluña 2011-2015 y, entre los elementos estratégicos de este plan, destacó "la necesidad de la participación de los profesionales de la salud como clave en la toma de decisiones de las políticas sanitarias, el modelo sanitario, la organización de servicios y la evaluación para avanzar hacia en el concepto de gobierno clínico".

Asimismo,  resaltó también la necesidad de una planificación adecuada de la oferta formativa y la demanda profesional, un buen proceso de formación y adquisición de las competencias que requiere el ejercicio profesional; y el reconocimiento, mantenimiento y mejora de la competencia profesional necesario para la mejora de la seguridad, calidad y eficiencia de la atención sanitaria.

Sobre las acciones realizadas en Cataluña vinculadas a la salud de los médicos, se refirió al programa PAIMM creado en el año 1998 por la Administración sanitaria y los colegios profesionales, que lo financian al 75 y 25 por ciento, respectivamente. Este programa ha atendido hasta 2012 a un total 1.903 médicos, de los cuales, 1.553 son de la comunidad catalana, 346 de otras comunidades y cuatro de otros países europeos.

Finalizó expresando el compromiso de las instituciones sanitarias con este programa para que los médicos no sólo reciban la asistencia adecuada, sino también para prevenir los riesgos de ejercer la profesión. Puso de manifiesto que se ha detectado un alto nivel de estrés en los profesionales sanitarios con efectos sobre su equilibrio psicoafectivo y salud mental, y señaló que la prevalencia del malestar psicológico en profesionales de la Medicina de Cataluña es del 19 por ciento, dos puntos por encima de la prevalencia en la población general.

Disminuir fuente Aumentar fuente

0 Comentarios



Escriba su comentario

Escribe estos caracteres para enviar el comentario *
introducir este texto en la contenedor de la izquierda
* Campos obligatorios.
rois
Contacto | Staff | Aviso Legal
Calle Capitán Haya 60, 28020 Madrid
© 2011 Grupo Saned | Todos los derechos reservados